Frente a la persistente suba de combustibles, el Gobierno emitió recomendaciones para ahorrar


En medio de un nuevo incremento de hasta 7% en el precio de las naftas y del 70% en lo que va del año, el Gobierno nacional insta a los usuarios de automóviles a ahorrar "hasta un 30% de combustibles" con una serie de consejos. La Subsecretaría de Energías Renovables y Eficiencia Energética lanzó un manual con una serie de sugerencias llamada Guía de Conducción Eficiente para Vehículos.

"Si se cumple con todos los pasos que se proponen, se estará ahorrando un 30 % de combustible ante cada viaje que se realice", aseguran.

La guía de 32 páginas versa obviedades sobre velocidad, neumáticos, aire acondicionado, auto detenido, palanca de cambios, maniobras y cuestiones de peso: Velocidad. La mayoría de los autos operan con mayor eficiencia cuando viajan entre 50 y 80 km/h. Por encima de esta velocidad, los vehículos gastan más combustible.

Por ejemplo, circulando a 120 km se utiliza aproximadamente un 20% más de combustible que a 100 km. Neumáticos. Como pierden aire lentamente, se recomienda examinarlos al menos una vez por mes. El valor de la presión de fábrica es el que asegura un mínimo consumo de combustible y un mejor funcionamiento. Desinflados no sólo son peligrosos, sino que aumentan la resistencia entre los neumáticos y la calle y, además, el motor tendrá que trabajar más.

Aire acondicionado. Puede incrementar el uso de combustible hasta un 25 por ciento, lo cual equivale a un consumo extra aproximado de 300 litros por año. Cuando el vehículo circula a velocidades menores a 80 km es recomendable bajar las ventanillas y apagar el aire acondicionado. Auto detenido, motor en marcha. Se genera un consumo aproximado de 0,4 a 0,7 litros por hora.

En este sentido, es recomendable apagar el motor del auto si se va a permanecer más de 3 minutos parado. Palanca de cambios. El uso excesivo de la primera marcha implica un alto consumo de combustible, ya que es la que mayor fuerza transmite.

Por lo tanto, es preferible cambiar a segunda apenas se arranca. Una regla general es cambiar a una marcha más alta en no más de 1500-2000 revoluciones por minuto. Maniobras. Es importante planearlas con antelación para mantener la velocidad del vehículo constante, lo que permitirá evitar consumos innecesarios.

Cuestión de peso. Se recomienda distribuir de manera uniforme la carga en el vehículo y evitar el exceso en la parte superior, ya que supone una mayor resistencia del aire y mayores niveles de consumo. Un auto mediano aumenta su consumo en aproximadamente 1% por cada 25 kilos de peso adicional.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF