Lifschitz, Stolbizer y Alfonsín homenajearon los 35 años de la recuperación de la democracia


El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz; el ex diputado radical Ricardo Alfonsín; y la líder del GEN, Margarita Stolbizer, encabezaron este jueves un homenaje al ex presidente Raúl Alfonsín a 35 años de la elección que llevó al radical a la presidencia, tras siete años de dictadura.

Los tres referentes fueron los principales oradores en el acto que se desarrolló en el Palacio Alsina de Buenos Aires, y que tuvo como inicio una charla con la escritora Beatriz Sarlo y el ensayista Alejandro Katz.

“Para salir de la crisis hay que recuperar la esperanza. Hay que construir una coalición que no sea anti sino a favor. El país necesita que todos tiremos juntos para el mismo lado, priorizando el desarrollo sustentable, la producción, el trabajo y la inclusión social. Un espacio nuevo y plural”, expresó Lifschitz en el denominado Encuentro Progresista.

"Es necesario construir una Unidad Nacional contra el poder de los mercados, contra los privilegios, la corrupción y las mafias, y también contra la violencia y el narcotráfico. No se puede dejar al pueblo sin una alternativa progresista a nivel nacional, ni dejarle a la derecha esa responsabilidad y esa tarea”, resaltó el gobernador.

“En el siglo XXI seguimos ensayando las recetas que fracasaron en el siglo XX. Cambiemos fue una exitosa coalición, pero sin proyecto. Hoy tenemos la certeza de que la famosa revolución de la alegría ya no va a llegar, ni tampoco va a ser una realidad el modelo republicano que nos habían propuesto. Y no podemos quedarnos de brazos cruzados, mirando cómo la realidad social se degrada, cómo empeora la situación de los más vulnerables, cómo se va destruyendo las pequeñas y medianas empresas. No podemos seguir fracasando, cada fracaso representa un costo social incalculable”, detalló Lifschitz.

“No es el tiempo de candidaturas ni de lanzamientos, pero sí es el momento de sentar las bases para que el año que viene podamos tener un espacio con estas ideas y estos valores. Necesitamos una Argentina honrada y moral. Una república moderna. Sin lugar para fanáticos, corruptos y oportunistas".

"Junto a Margarita y Ricardo creemos en el rol de un Estado presente, en la calidad institucional. El Estado y las instituciones son las garantías de los derechos para los sectores populares. Apostamos firmemente por la ética pública como condición de la política y de gestión de gobierno, algo que se construye con una conducta ejemplar de quienes gobiernan”, concluyó Lifschitz.

Por su parte, Stolbizer, al hablar sobre la presencia de los tres políticos en el encuentro afirmó: “no nos une la nostalgia, nos une la esperanza. Hoy nos convoca un sueño como el de Alfonsín, de no bajar los brazos en la lucha por la igualdad y la democracia”.

“Si pudimos dar aquella batalla con la dictadura, podremos dar cualquier batalla que se nos ponga adelante. Hay que salir de la Argentina de los personalismos, necesitamos una democracia con organizaciones políticas. Hay que tener bien en claro que no crecen los países aplastando salarios, ni ajustando el presupuesto en educación, ciencia e innovación tecnológica. Y mucho menos crecen los países que le niegan a sus habitantes el derecho y el proyecto de un futuro digno”, remarcó la ex legisladora nacional.

Asimismo, Stolbizer señaló que “hay que construir la unidad en base a las diversidades, con la obligación de pensar en un nuevo sueño y este es nuestro tiempo: el tiempo de la construcción de una Argentina con Igualdad, honrando lo que Alfonsín nos enseñó, garantizando los derechos, sin la dominación de unos sobre otros”.

Por su parte, Ricardo Alfonsín, destacó que “hacer políticas desde concepciones progresistas siempre fue difícil, organizar la sociedad desde la defensa de valores fundamentales que tienen que ver con el reconocimiento de la dignidad de las personas”.

“A los argentinos nos costó sangre, sudor y lágrimas terminar con la dictadura, por eso festejamos. Pero también es momento de reflexionar sobre las deudas pendientes. Pero teniendo en claro que la democracia no gobierna y no tiene deudas. Porque las deudas son de los políticos, de los gobiernos, cuyas decisiones influyen directamente en la sociedad”, aseguró el ex legislador nacional.

En la misma línea, Alfonsín resaltó que “en Argentina tenemos deudas en materia de justicia social, de igualdad, o en el hecho de que millones de compatriotas no pueden tener derechos que son fundamentales para poder vivir con dignidad”.

Por último, afirmó que “en estos 35 años el país no ha podido salir del subdesarrollo, por eso, se hace necesario poner en marcha en la Argentina una segunda transición, ya no de la dictadura a la democracia, esta vez tiene que ser del subdesarrollo al desarrollo”.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF