Vidal y Larreta se llevan $2 de cada $3 pesos del crecimiento anual de la coparticipación


Si bien la coparticipación cae en términos reales a nivel país porque se encuentra por debajo de la marcha de la inflación, no sufren las consecuencias de esta situación los gobiernos de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires y de Horacio Rodríguez Larreta en la Capital Federal.

Un informe de la consultora Economía & Regiones indica que en la primera quincena de noviembre la provincia de Buenos Aires recibió un 50,6% más de recursos coparticipables en relación al mismo período del año pasado y la Capital, un 44,9% más frente al 35% del promedio.

Santa Fe (+28,5%), Córdoba (+28,4%) y San Luis (+27,7%), son las que observan el menor crecimiento, dado que estas reciben en forma plena la desafectación de recursos coparticipables de la ANSeS, desde fines de 2015, indicó E&R.

San Luis y La Pampa, a su vez, no perciben dinero del Fondo Compensador porque sus legislaturas rechazaron la adhesión de las provincias al Consenso Fiscal impulsado por Macri en noviembre del año pasado. Y hay una penalización del Gobierno nacional por ello.

Un análisis del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) indica que el tamaño de la “torta” a repartir representó el 14,9% del Producto Interno Bruto en 2015; en 2016 experimentó una caída importante, al 13,7%; y este año alcanzará alrededor del 14,3% del PIB.

Si se quiere poner números, dijo el Iaraf, esto significa un incremento de la participación de las provincias en la recaudación: este año las jurisdicciones recibirían $114.727 millones más que en el año 2015, medidos en moneda constante de 2018. “Hasta aquí la conclusión es contundente: las provincias están recibiendo más recursos coparticipables que en el año 2015, revirtiendo procesos previos donde la tendencia era la inversa”, dice el informe.

Durante el kirchnerismo había aumentado la concentración de la administración del dinero en manos de la Nación. Esta paulatina desconcentración se fue dando gracias a la devolución de la precoparticipación del 15% destinada a ANSeS; el consenso fiscal; y otros decretos que modificaron el esquema de distribución automática de recursos entre provincias.

Lo primero que surge es que 18 jurisdicciones recibirían más coparticipación por habitante y seis jurisdicciones terminarían en una peor situación que 2015. La Capital Federal será la jurisdicción que más plata automática va a recibir, con casi $12.700 más por habitante.

Como los principales cambios de la distribución primaria se hicieron relacionados a la Capital Federal y a Buenos Aires, son las jurisdicciones que más participan del aumento: $2 de cada $3 de aumento de la coparticipación están yendo automáticamente a las arcas que administran Vidal y Larreta. Vidal salió victoriosa el Consenso Fiscal, que –impulsado por Cambiemos- dispuso cambios en la distribución de impuestos: Ganancias y el desarme de los fondos y asignaciones específicas que surgían del mismo y en los cuales la provincia no participaba.

Por ello, recibirá $34.973 millones más. Larreta, en tanto, goza de un incremento de la coparticipación derivado del alza de su coeficiente de reparto dispuesto en el Decreto 194/2016 firmado por Macri.

La Capital Federal también resultó beneficiada por los cambios en la distribución de impuestos implementados en el Consenso Fiscal. Si bien dentro del Consenso se estableció específicamente una reducción de su coeficiente de distribución a fin de dejarla en igualdad de condiciones con el resto de las provincias, la baja dispuesta en el Decreto 257/2018 (de 3,75% a 3,5%) no fue suficiente, indicó el Iaraf.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF