Internas para todos, todas y todes


En el próximo calendario electoral santafesino habrá internas de todos los gustos, en todos los partidos, incluso en algunos que nunca tuvieron. Hasta el propio socialismo tendrá la suya, también el peronismo y por que no Cambiemos. Lifschiz confrontará a Bonfatti con algún delfín. Bielsa competirá con Perotti y Corral hará lo propio con Angelini.

 En el socialismo la pelea por la gobernación abrió una grieta que difícilmente se pueda cerrar. La frustrada reforma de la Constitución, que incluía la propia reelección del gobernador, y no como siempre se dijo "para sucesivas ocasiones", sino la del propio Lifschitz, dejó un surco indisimulable entre sus principales dirigentes, que sólo podría salvar la proyección nacional del rosarino, que explora alianza con algún sector del peronismo no K.

Bonfatti no hizo mucho esfuerzo porque la reforma prospere en Diputados y a pesar que el Frente Progresista tiene mayoría automática en esa Cámara, el expediente no superó la instancia de comisiones (4) a las que fue derivado. El peronismo se opuso en parte, pero cierto es que el oficialismo provincial no logró convencer a todos los propios, incluso a algunos radicales que jugarán con Cambiemos en la próxima instancia. Se menciona a Pullaro como posible contrincante de Bonfatti, pero no hay que descartar otras opciones.

El peronismo, que realizó su Congreso partidario ayer, definió paridad de género en sus listas y salieron todos juntos cantando la marchita proclamando la unidad. Sin embargo se avecina quizás la interna más interesante desde aquella entre Bielsa (Rafael) y Rossi (El Chivo). Su hermana, María Eugenia se metió de lleno en la carrera por la gobernación tras varios años de titubeo y enfrentará a Omar Perotti, el rafaelino que quedó bastante golpeado luego de abstenerse en el debate por la legalización del aborto  en el Congreso Nacional.

Para contrarrestar a la marea verde, el legislador nacional se acercó al Movimiento Evita, que si algo no evita es la confrontación de ideas. Allí, su colega Lucila del Ponti, ferviente defensora del sector verde, podría salvar la claudicación de Perotti con la cuestión que seguramente será uno de los principales motivos de voto en las elecciones próximas. La mayoría de las chiques votarán por  candidatos que respeten su pensamiento y la dupla del PJ podría resumir ambas posturas.

Como todo partido que crece, Cambiemos también alimenta divisiones internas y parece representar a la mayoría de los votantes enrolados con los pañuelos celestes. Arañó la gobernación en 2015 y va por la revancha. Autodescartado Laspina, que prefiere seguir su vida en Buenos Aires, el jefe del PRO en la provincia se prueba el traje de candidato. Angelini se mueve ya como candidato, promueve reuniones partidarias acompañadas por el marketing electoral de la marca, y reúne a sus ejércitos de militantes detrás de su postulación.

Enfrente está el intendente santafesino José Corral, aliado al PRO desde sus inicios, con excelente relación con Mauricio Macri, beneficiado con obra pública por el propio Gobierno Nacional, que lo contrapone a Fein, mostrando capacidad y gestión, el dirigente capitalino no claudicará en su intento por más que la mayoría del partido está del otro lado y hasta buscó en el último tiempo un acercamiento con su archirrival Jorge Boasso, que bien podría aportarle votos en Rosario, donde él casi no tiene estructura política.

Cuando en el título nos referimos a todes no es por mero capricho dialéctico, sabemos ya que la Real Academia Española dijo que no es correcto el lenguaje inclusivo. Decimos que sin dudas las mujeres serán preponderantes en esta elección. A pesar que el Senado provincial rechazó la igualdad en las listas, nadie en su sano juicio podrá desconocer el enorme crecimiento del movimiento feminista, que tendrá vital importancia seguramente en ésta y otras elecciones.

Habrá que ver en este escenario de tres tercios quien logra superar la interna sin cicatrices demasiado expuestas. Ninguno de los candidatos podrá sobreponerse al resto, si primero no logra el apoyo explícito de la fórmula que no resulte ganadora en su respectivo espacio. Sin dudas también tendrá influencia lo nacional, pero en menor medida, sólo un repunte macrista podría sumarle votos a Cambiemos, pero tras lo firmado con el FMI y prespupuesto aprobado, difícilmente eso suceda. 

Fernando Paulo Viglierchio

(Especial para RosariNoticias) 




  

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF