Abundantes precipitaciones de verano provocan severo deterioro en el pavimento de la ciudad


Un enorme pozo apareció ayer en la calle en pleno centro rosarino, generando graves inconvenientes en la circulación del tránsito. El auténtico cráter se detectó en Maipú al 900, una zona por la que pasan muchas líneas de colectivo y en la que además hay gran circulación de automóviles particulares. Ante la falta de respuesta de autoridades municipales, vecinos colocaron un palo y una caja de cartón alertando a los automovilistas sobre la presencia de este pozo con un diámetro mayor a un metro.

Es frecuente que después de muchos días de lluvia y seguidas de jornadas de gran calor, como las que estamos teniendo terminen generando problemas en el asfalto, que en este caso, requieren de una solución urgente, cosa que con frecuencia no sucede.

Quien no se ha topado por ejemplo con el pozo que ocupa media calzada por Corrientes y Urquiza, o el de Moreno y Salta, o el de 3 de febrero y Corrientes, o el de Urquiza casi Entre Ríos. Son casi postales de Rosario que automovilistas intentan esquivar a diario y que al parecer niguna autoridad percibe.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF