Barrio Unión sumó mejoras a través de un nuevo operativo integral


La Municipalidad de Rosario desarrolló este 13 de febrero un nuevo operativo integral en barrio Unión (distrito Norte), como ocurre cada miércoles en distintos puntos de la ciudad. En esta opotunidad, las cuadrillas trabajaron de manera coordinada para concretar acciones urbanas y sociales en el área comprendida por las calle Perdriel, Molina, Herrera y las vías del ferrocarril.

Durante la jornada, se llevaron a cabo diversas tareas con el objetivo de mejorar distintos espacios públicos y brindar respuestas a las problemáticas planteadas por los vecinos y vecinas del lugar.

En ese sentido, se realizaron trabajos de reparación de veredas, despeje de luminarias, bacheo, desmalezado, limpieza de sumideros y poda de árboles, entre otros.

Las mejoras en veredas alcanzaron las inmediaciones de la parada del transporte público ubicada en la esquina de calle Superí y Machaín y también se reparó el refugio situado en Superí y Medrano.

En paralelo, se desplegaron acciones de reparación de luminarias y se completó el mejorado de calle Ramos Mejía, con distribución de asfalto reciclado, respondiendo a un pedido puntual de los habitantes de la zona. Elsa, una de las vecinas del barrio que siguió de cerca las tareas que se llevaron a cabo durante el operativo integral, manifestó su alegría por los mejoras que se efectuaron en su calle.

“Este trabajo que se está realizando me parece bárbaro, porque vamos a poder salir sin problema a calle Superí a tomar el colectivo. Me encanta”, expresó la mujer.

A su vez, se concretaron reparaciones del alumbrado público en calle Herrera al 1200, y trabajos de bacheo a lo largo de todo el sector, en especial sobre calle Superí al 1200.

Además, personal del área de movilidad instaló un puesto donde los vecinos y vecinas pudieron realizar la carga y personalización de las tarjetas de transporte urbano de pasajeros.

Como es común en estas intervenciones, se sumó la presencia de un móvil quirúrgico del Instituto Municipal de Salud Animal (Imusa) que estuvo apostado en calle Superí al 1300 durante la mañana, para desparasitar, vacunar y esterilizar perros y gatos.

En tanto, el tradicional puesto de control vehicular que acompaña cada miércoles estas intervenciones, estuvo apostado en Av. de los Granaderos y Baigorria, y concluyó con la remisión de 8 motos y 2 remises por falta de documentación reglamentaria.



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF