Newell's y Central empataron sin goles en el Coloso


Newell's y Rosario Central igualaron sin  goles en el Coloso Marcelo Bielsa. El partido se jugó bajo un intenso calor y el conjunto visitante dispuso de las mejores situaciones en la segunda mitad para quedarse con el partido. El arquero Alan Aguerre fue la figura indiscutida y salvó a su equipo de una derrota que hubiera sido justa.

Newell's y Central jugaron un primer tiempo parejo, friccionado y muy cortado. Faltó fútbol y sobró pierna fuerte. Ante cada situación de recuperación se balón, se cortaba con infracción, Abal no mostró rigurosidad y el juego se hizo aburrido.

La primera del partido estuvo en los pies de Caruzzo que tras un centro de Parot desde la izquierda y un rebote, la mandó por encima del travesaño. Riaño capturó un centro desde la izquierda, la bajó y ensayó una chilena que se fue cerca del palo derecho de Aguerre

La primera situación clara de Newells fue de Leal, que de cabeza abajo exigió a Ledesma. Tras un córner, Fontanini llegó con un cabezazo que se fue cerca del palo izquierdo del arquero canalla.

En el segundo tiempo, los jugadores sintieron el intenso calor y se jugó a un ritmo inferior. Bauza sacó ventaja de los cambios. Herrera, Becker y Lovera le dieron otra movilidad y frescura al equipo. Después de los veinte minutos en que no se sacaron diferencias, Central comenzó a ser mejor y a convertir en figura a Aguerre. Sin embargo Formica sacó un remate violento que Rinaudo desvió cuando la pelota tenía destino de arco.

Lo exigió Lovera, que ganó dos veces por derecha, se metió en el área y lanzó un centro con destino de gol que el arquero leproso tapó con sus piernas. Tras un remate fallido de Camacho, Herrera corrigió de cabeza y otro vez el Uno logró desviar.

Vítolo logró sacar casi de la raya una pelota con destino de gol impulsada por Barbieri cuando ya Aguerre estaba vencido. Becker se metió en el área tras una buena recuperación de Gil, quedó mano a mano y otra vez el arquero salvó a Newell's.

Tras la embestida auriazul, Joaquín Torres probó desde lejos, y se fue cerca, en la que fue casi la única llegada rojinegra de la segunda etapa. Pareció sentier Newell's demasiado el partido. Central terminó mejor, se animó sobre el final y tuvo más resto. Pudo ser del visitante, que llegó con cautela, aguantó el empellón y sacó fuerzas cuando el partido terminaba.

Newell's no jugó un buen partido, sus figuras estuvieron lejos de su mejor nivel y resultó empate. De haber habido un ganador debió ser el elenco de Arroyito, que llegó de punto y casi termina siendo banca.







Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF