Fein firmó un convenio con la UNESCO para aplicar políticas públicas para migrantes


Este martes 12 de marzo, la intendenta Mónica Fein firmó un convenio junto al Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos (CIPDH-UNESCO) para abordar de manera local el Proyecto de Monitoreo sobre Movilidad Humana.

El objetivo del convenio es relevar el estado de situación de la población migrante en la ciudad de Rosario con el fin de proponer la aplicación de políticas públicas que ayuden a su integración y a resolver los problemas a los que, como población extranjera, puedan enfrentar.

Rosario es la primera ciudad elegida por el CIPDH para el desarrollo de este proyecto. Acompañaron a la intendenta el secretario General, Gustavo Zignago; el director de Derechos Humanos, Rubén Chababo y la directora del Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos – UNESCO, Patricia Tappatá Valdez.

En la firma, Fein, destacó: “Partiendo de la importancia que tienen las ciudades en los objetivos de desarrollo sostenible y que hoy se discuten en el mundo, pensamos a las políticas públicas cercanas a cada ciudadano y ciudadana".

"La migración de personas en el mundo que presentó Patricia (Tappatá Valdez) a través del CIPDH UNESCO, me generó muchas preguntas: qué sabemos en Rosario sobre las personas que llegan, cuántas personas llegan y en qué condiciones, cómo estamos preparados para recibirlos, para acompañarlos, generando igualdad de oportunidades para entender los nuevos procesos, cuánta información tenemos en nuestras oficinas para entender esta movilización humana que se ha dado en nuestra ciudad", sostuvo la intendenta.

"Pero también, preguntas hacia el futuro, cuál será el proceso de migración que se dará en Rosario y en nuestra región, producto de lo que sucede en el mundo y en América Latina”, continuó diciendo. Y agregó: “Hay muchas ciudades que no se plantean esta situación, para ellos no es una temática a indagar y a estudiar. Nosotros queremos ser esa ciudad que planifique, que se prepare para el futuro, que contenga y acompañe hoy, y que también entienda que el futuro de las ciudades es tener políticas públicas preparadas para lo que va a venir, o lo que puede venir".

"Creo que este camino que ya empezamos a recorrer muestra la vocación de ser una ciudad abierta, que ha recibido históricamente cantidad de inmigrantes, y que siempre mira hacia el futuro”, terminó diciendo Fein.

A través de la información brindada por las diferentes áreas y secretarías de la Municipalidad en contacto con población migrante, un equipo técnico de profesionales del CIPDH extraerá, analizará y procesará información para la elaboración de propuestas a ser aplicadas en el diseño de políticas públicas por parte del municipio.

El secretario General Gustavo Zignago señaló: “Nos moviliza construir un estado moderno que pueda planificar sus políticas a partir de la construcción de información. El fenómeno de los migrantes llegó para quedarse y necesitamos un anclaje de una definición política para poder confeccionar políticas públicas. Esta es una ciudad que tiene una escala muy grande que siempre privilegia las políticas planificadas".

Asimismo, Rubén Chababo remarcó la importancia de que con este proyecto Rosario se está adelantando y previendo los problemas del futuro. “Lo mencionamos como un ‘problema’ no porque el migrante sea un problema para nosotros, sino porque es una problemática, para ellos, cuando no existen las políticas públicas para poder recepcionarlos con la dignidad que se merece cualquier ser humano”.

Por su parte, Tappatá Valdez dijo: “El mundo es distinto, hay movilidad humana internacional a través de los continentes y en nuestra región particularmente y eso cambia las ciudades. Lo valiente, que es lo que está haciendo Rosario, es observar y actuar, y para ésto hay que tener conocimiento. Por eso desde el CIPDH brindamos asistencia técnica para recoger información en las distintas dependencias del municipio y así relevar qué es lo que está pasando con los migrantes. Me parece que Rosario se ha planteado generar conocimiento para realizar políticas específicas hacia los migrantes, y es un punto de partida absolutamente valorable, para afrontar una realidad que ha venido para quedarse”.

A finales de 2015, se estimaba que había 63 millones de migrantes internacionales viviendo en países de América. En este contexto, Rosario no es ajena a este fenómeno.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF