Hay medio millón de televisores almacenados en galpones por la crisis


Las principales marcas trabajan con una meta de producción 35% por debajo del registro del año pasado, como ocurre en el caso de los televisores. Las líneas de producción más golpeadas son televisores, aires acondicionados y celulares. Como ejemplo, BGH aplicó un plan de suspensión de su producción en la planta de Río Grande hasta el 18 de abril y que afectará a 830 empleados, que cobrarán el 70% de sus sueldos.

Brighstar es otra de las que redujo las jornadas de trabajo en marzo y evalúa hacer lo mismo en abril.

Hay más de medio millón de televisores descansando en los depósitos.

Cuando se junta tanto stock, las líneas de producción automáticamente se frenan o trabajan muy por debajo de la capacidad real. Pero hay que pagar salarios. Para eso las marcas recurren al financiamiento, con tasas de interés impagables.



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF