Espiar debajo de la pollera será un delito en Gran Bretaña


El "upskirting", la práctica de tomar fotos o filmar a mujeres por debajo de la falda sin su consentimiento, es a partir de hoy un delito equiparable al abuso sexual en Gran Bretaña. La ley, que había sido aprobada por la Cámara de los Comunes el año pasado, comenzó a regir hoy también en Inglaterra y Gales.

Este giro político para castigar a los mirones y acosadores virtuales -a través de su teléfono celular- es fruto de una batalla promovida por varias víctimas y luego hecha propia por un frente transversal de diputadas británicas. La ley había sido presentada en el Parlamento en junio de 2018 y fue aprobada a fines de julio pasado, con el apoyo del gobierno.

La primera en lanzar la campaña contra los mirones fue Gina Martin, una joven de 26 años, quien había sido víctima del "upskirting" durante un festival de música en el Hyde Park, en Londres. Ante esto, y con la nueva normativa ya en vigencia, desde ahora será penado mas duramente otra acción contra las mujeres y sus derechos y libertades que, en todo el mundo, se convirtieron en tendencia al defender y exigir más seguridad ante los delitos asociados a la violencia de género.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF