Si la dama dice No otra vez...


"No es No", es una frase acuñada por el movimiento feminista en el último tiempo y se refiere a cuando una mujer se niega, y esa sola manifestación debe ser tomada por quien se encuentre enfrente como una expresión llana y plena de su voluntad. Aunque ahora Burlando intente señalar que Fardín tuvo un "no" tibio frente a la avanzada de Darthés, está claro que "No es No". CFK dijo que no será candidata a presidente en 2019.

La metáfora de índole amorosa afectiva es sólo un juego de palabras que desnuda la última jugada de la ex presidenta. Cuando todo el oficialismo soñaba con jugar contra su figura y apostaba todas las fichas a la polarización, ella les corrió el arco y los obligó a repensar estrategias para sostenerse en el poder.

Apoyados por el poderoso holding de multimedios que despliegan un ferviente y furioso operativo anti K, no teniendo en cuenta siquiera y restandole importancia alguna a si se trata de verdades, hipotéticas verdades o falsedades, los encolumnados canales repiten hasta el hartazgo aquellas pócimas dictadas desde Balcarce 50.

El apoyo mediático tiene su correlato en Comodoro Py, desde donde se acorrala a la ex mandataria llevándola a múltiples juicios aun sin recabar siquiera elementos probatorios básicos, que casualmente, explotan en plena campaña electoral. Aún expuestos a posteriores posibles nulidades, los magistrados lograron sentar a la candidata en el banquillo de los acusados, pero no su máximo cometido, ella ya no era aspirante a la máxima magistratura, se corrió a tiempo y dejó a todos descolocados.

El oficialismo se quedó sin su principal oponente, debió redirigir su estrategia y comenzar a indagar ahora donde puede pegarle a Alberto Fernández. Rápido de reflejos sacó a relucir que era antikirchnerista por momentos, recopiló varios videos donde criticaba ferozmente a CFK, encontró que presuntamente debía impuestos de una casa en un country, que andaba rápido incluso por dentro de él, a más de 20 kilómetros por hora. Hasta decidieron denunciarlo en la Justicia por causas de una década atrás e intentaron involucrarlo en presuntas apretadas a jueces por emitir su opinión sobre algunos magistrados que avanzan contra su compañera de fórmula.

Alberto no es un bebe de pecho, salió rápido a captar peronistas que nunca se hubieran acercado a CFK, y sumó varios, obligando incluso a Alternativa Federal a repensar su estrategia. Además minimizó su deuda comparándola con la del Correo Argentino de la familia Macri y comparó su decir sobre jueces con aquellas frase del presidente que dijo que "si los jueces no fallan como queremos tendremos que buscar otros jueces". Viejo conocedor del entramado judicial, Alberto maneja los vericuetos de la Justicia como pocos, profesor de derecho penal en la UBA, no es un hueso fácil de roer ni será fácil presa de entramados jurídicos.

La sorpresa de CFK hizo repensar a todos, la dama movió el tablero y obligó a realinearse a todo el arco político nacional. Cristina se corrió del centro de la escena, pero... ¿Que pasaría si vuelve a hacerlo?. A esta altura, nadie descarta que pueda repetir la jugada para posibilitar la unidad del peronismo y dar un paso al costado definitivo. Directamente no ser candidata y dejar que el PJ se reunifique no en torno a su figura. Ella puede ser protagonista y sumar, pero también podría hacerse a un lado y dejar huérfano el espacio para repotenciarlo.

Nadie duda a esta altura de su poder político, pero tampoco nadie de su capacidad de sorpresa, en la guerra uno de los factores más importantes es precisamente sorprender al adversario y vaya si lo logró. Si Cristina llegara a inmolarse dejaría al oficialismo directamente sin chances ciertas de conservar el poder, nada se opondría ya a la unidad del justicialismo, y los muchachos y muchachas peronistas tendrían la oportunidad de empezar la era poskirchnerismo cosa que sucederá más temprano que tarde, pero si es en el poder mucho mejor.

Los liderazgos se revalidan en las urnas, pero si quien tiene más votos deja su espacio vacío, en política los lugares que dejan los demás se ocupan y de a poco todo vuelve a suceder. El peronismo se ha retroalimentado en la política nacional en los últimos 70 años, se reinventó varias veces y a los sucesivos líderes, los reemplazó con otros no menos efectivos en el ejercicio del poder.

Si Cristina llega a no jugar pone en problemas a Macri y todo su entorno, deja huérfano un espacio al que no perteneció en el ejercicio de su mandato y puede retroceder varios casilleros para desensillar hasta que aclare. El argumento que dice que busca impunidad, fueros se cae ante el menor resquicio de Estado de Derecho imperante y las causas político/jurídicas se desmoronan como un castillo de naipes ante el menor soplido, no estando en el poder, porque son endebles, rebuscadas y con una intencionalidad electoral que carece de sentido si ella no es candidata.

El final de la película está bastante cercano, en apenas días sabremos si las elucubraciones realizadas en torno a su candidatura resultan ciertas, si ella va por el retorno, si se queda expectante o se muda a El Calafate a cuidar la salud de su hija enferma, y sus nietos. Estuvo sin cargo alguno y sin fueros por dos años antes de ser senadora, podría volver al llano en cualquier momento, CFK es un animal político, nadie lo duda a esta altura, pero puede dejar de serlo en un minuto, cuando la dama dice No.

Fernando Viglierchio

(Especial para RosariNoticias) 

      

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF