Preocupación por el cierre de una planta de Loma Negra


La empresa Loma Negra, la principal cementera del país que a día de hoy se encuentra en manos de Camargo Correa, anunció que inició el proceso de cierre de su planta de Barker, en el partido bonaerense de Benito Juárez. Según la compañía, la decisión se tomó, por la “imposibilidad” de llegar a un acuerdo con el gremio local —la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA)— para mantenerla funcionando parcialmente.

Desde este miércoles la planta operará en un solo turno, con 24 empleados, de los cuales 17 serán los integrantes de la comisión gremial y en simultáneo, se iniciarán los trámites para el cierre definitivo.

“Lamentablemente AOMA Barker no aceptó mantener una operación de molienda y embolsado funcionando en tres medios turnos, que hubiese permitido asegurar la fuente de trabajo de 136 familias”, dijeron desde la compañía.

La empresa había ofrecido mantener una operación más reducida, con 136 empleados, y pagar indemnizaciones de entre un 150% y 180%, para los que acepten un retiro voluntario. También se esperaba mantener comodatos gratuitos de viviendas y tierras en la ciudad.

Luego de una serie de audiencias en el Ministerio de Trabajo bonaerense, en las que parecía que las partes habían acortado distancias, la posición de AOMA Barker habría impedido realizar un acuerdo. Barker es una pequeña localidad que nació hace más de 40 años como consecuencia de la instalación de la planta de Loma Negra.

Hoy tiene unos 7.000 habitantes, de los cuales unos 275 trabajan en la planta: 136 son empleados de Loma Negra —que forman parte del sindicato AOMA, Asociación Obrera Minera Argentina—, 61 son empleados tercerizados y el resto están fuera de convenio (supervisores, empleados de seguridad y de limpieza).

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF