Ribeiro pidió en concurso preventivo y hay 1.500 empleos en peligro


El desplome de ventas de electrodomésticos y tecnología está impactando con fuerza en las redes comerciales que se dedican a este rubro. Ribeiro, con 84 sucursales en 19 ciudades del país (14 locales en Córdoba y 6 en Mendoza) y unos 1.500 trabajadores –entre empleados directos e indirectos-, avisó al mercado financiero que inició un concurso preventivo de crisis para restructurar su negocios, por lo que podría despedir trabajadores e incluso cerrar sucursales.

La compañía tomó la decisión como medida de prevención, con la idea de poder reorganizarse para evitar la quiebra. Con esta figura se presume cierto grado de insolvencia por parte del deudor –que no fue precisado por la firma- y buena fe para intentarse salir de la crisis.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF