La crisis económica trajo un incremento sustancial de la venta ambulante en la ciudad


Desde el gremio de Vendedores Ambulantes de Rosario (Sivara) aseguraron que, como consecuencia de la crisis, la venta ambulante creció cerca del 250%. La información fue transmitida por el Secretario General del gremio, Alberto Ribas. En ese sentido, Ribas detalló que, en Rosario existen al día unas 700 habilitaciones y están a la espera unos 2500 permisos municipales para que personas ejerzan la actividad de venta ambulante.

“Existen varias ferias que son organizadas por la Municipalidad y están en situación precaria. No cumplen con las normas de seguridad y las leyes laborales como por ejemplo que los feriantes entren en categoría de monotributo”, señalaron desde Sivara y remarcaron que pretenden “pasar de la informalidad a la formalidad”.

En tanto, el gremialista, contó que, participó de la última Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), realizada recientemente en Ginebra y expuso “sobre la informalidad en el sector” y “la necesidad de ir revertir la situación”.

Al respecto, el gremio pretende que en Rosario, el Estado Municipal haga regir el Convenio 204 de la OIT y solicitó una reunió con el intendente electo, Pablo Javkin para abordar la temática. Concretamente, desde el gremio piden la regularización de los trabajadores y contar con una base de datos especifica que monitoree la actividad y recordó que, “creció un 250 por ciento el trabajo informal en la ciudad en el último tiempo debido a crisis económica”.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF