Ya no tan Juntos por el Cambio, Vidal toma distancia de Macri


La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, se prepara para encarar una campaña electoral separada de la nacional después del cimbronazo que recibió en las primarias, que generó algunos planteos respecto de la decisión de pegarse a los comicios presidenciales.

La dura derrota ante el candidato del Frente de Todos, Axel Kicillof (que quedará con 52% en el escrutinio definitivo, frente al 34%) enojó a Vidal y a su equipo y los decidió a despegarse de la estrategia nacional, aunque evitando la ruptura formal.

La gobernadora centrará su campaña de cara a los comicios de octubre en la provincia de Buenos Aires, donde además de adoptar medidas de alivio económico también tratará de mostrar el espíritu de “escucha” frente al mensaje de la urnas que quiso exhibir en la conferencia de prensa del lunes posterior a los comicios.

Un operador del PRO bonaerense deslizó que, si bien no esperan dar vuelta el contundente resultado de las primarias, no se descarta un “rebote” en el caudal de votos que obtuvo la gobernadora, al tiempo que señaló que “sigue siendo la dirigente con la imagen positiva más alta del país”.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF