Automotrices exigen al Gobierno el urgente pago de una deuda de $1.100 millones


Luego de que la devaluación obligara al Gobierno a levantar el plan de descuentos para la compra de autos, las automotrices meten presión y exigen el urgente pago de una deuda de $1.100 millones que debe autorizar el Ministerio de Hacienda que conduce Hernán Lacunza. Hasta el momento, según confiaron fuentes de las terminales, "el Ejecutivo aún no canceló los meses de julio y agosto y la deuda devengada es de $1.100 millones".

En ese sentido sostuvieron que "Hacienda no puede demorar una semana más" y acusaron: "Se aprovecharon de nuestra confianza". La tensión entre los empresarios y la Casa Rosada es tal que la cartera estaría por anunciar una solución a la deuda, aunque nadie se anima a confirmar los plazos.

Cabe reseñar que las obligaciones corresponden a una parte de los subsidios que debía otorgar el Estado, y que en los meses previos posibilitó que los precios de los vehículos fueron mucho más bajos en el mercado.

Las terminales ofrecieron dichos valores económicos y concretaron ventas pero "la plata del Estado nunca llegó y ahora están mirando para otro lado". "Espero que esto se resuelva esta semana", dijo un directivo de una marca.

Desde la cámara que agrupa a las concesionarias dejaron trascender a comienzos de septiembre que el Gobierno extendería la prórroga para este mes, pero las fábricas no estuvieron de acuerdo con la continuidad, debido a la deuda mencionada. "Si no aparece la plata, ninguna terminal va a seguir con la medida", dijeron en el rubro. El Gobierno canceló la deuda del primer mes, correspondiente solamente a junio.

"La voluntad de seguir estaba, pero tienen que aparecer los fondos de julio, agosto. Si era por el Gobierno, seguían para adelante con los descuentos pero las deudas iban a ser cada vez más gruesas porque los fondos no aparecían", expresaron desde el sector automotriz.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF