Autopartista americana deja la Argentina


Pese a los intentos para revertir la decisión, la multinacional estadounidense 3M dejará de producir en el país y cerrará su fábrica de Hurlingham. De esta manera, se confirma lo adelantado por Ámbito Financiero el 21 del mes pasado, cuando informó que la compañía estaba evaluando esta medida aunque se encontraba negociado con clientes y proveedores la posibilidad de una solución intermedia.

La producción se levantará definitivamente el 15 del mes próximo y se procederá a indemnizar a todo el personal. La planta de la localidad bonaerense, se dedica a la producción de tres rubros: autopartista, plástico y farmacéutico. En el primero de los casos, produce gráficas decorativas para terminales como Ford y Toyota.

Desde la marca japonesa se intentó cambiar la decisión de la casa matriz de 3M pero no tuvo resultado positivo por lo que, después de su cierre, continuará suministrado insumos importados desde Brasil. También se mantuvo reuniones con empresas locales que estaban interesadas en adquirir la planta para continuar con la producción local.

Sin embargo, la orden llegada de Estados Unidos fue terminante ya que forma parte de una estrategia regional de concentrar todas sus operaciones regionales en Brasil y México. La maquinaria existente irá a desguace y el predio se pondrá a la venta.

A raíz de la publicación de este diario, la compañía tuvo que realizar una comunicación interna para explicar al personal los planes para el país. Esto se debió a que algunos medios que levantaron el tema dieron a entender que cerraba todas sus operaciones. La empresa aclaró en se comunicado que la medida afectaba al establecimiento de Hurlingham pero no a los trabajadores de la localidad de Garín.

Hace dos semanas, estuvo de visita en la Argentina la directora regional de 3M y le comunicó al intendente de Hurligham, Juan Zabaleta, la decisión que tomó la empresa.

La decisión de 3M se suma a la de otras autopartistas que en los últimos tiempos han cesado su actividad o están en proceso de cierre. Hutchinson, Clapp, Faurecia, Brembo, Mattioli, Metalúrgica Tandil, con algunos de los ejemplos. En algunos casos se debe a la situación de la crisis local que disminuyó los niveles de actividad de estas empresas por la menor producción de autos.

En otros casos, estuvieron afectados por decisiones de las terminales automotrices de dejar de producir determinados modelos en el marco de una reestructuración internacional pero, también, algunas de estas decisiones se tomaron por un cambio en la estrategia global de la casa matriz de la autopartista, en su mayoría multinacionales. En cuanto a los problemas locales, el derrumbe del mercado interno impactó fuerte en este sector sumado a los altos costos de producción que les impide ser competitivos.

Esto hace que no puedan sumar nuevos proyectos porque el costo local de fabricación de las piezas es mayor al que se tiene en otros mercados. “Es más barato producir en Brasil e importar que fabricar en la Argentina” reconocieron desde una de las empresas afectadas. Es por eso que varias de estas empresas sustituirán la producción local por productos que importarán de Brasil.

En los últimos años, hubo un crecimiento en la participación de autos importados en el mercado interno. Hoy más del 70% de los 0 km que se comercializan llegan del exterior, especialmente desde Brasil. La parte restante – menos del 30% - se abastece con vehículos de producción local pero que, a su vez, tienen 70%, en promedio, de autopartes importadas. Los fabricantes locales de piezas tienen que limitarse a abastecer a sólo un 10% de los vehículos que se venden aproximadamente.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF