Alimenticias remarcaron un 10%, pero no se trasladó a góndolas


En un marco de gran incertidumbre, las principales empresas alimenticias, de bebidas y artículos de higiene enviaron listados con subas mayores al 10% en los últimos días, aunque las góndolas mostraron aumentos menores porque se aplicaron bonificaciones casi equivalentes a los supermercados.

"Llegaron hace días aumentos de todo tipo, en todos los productos, de mínimo un 10%", y que "los incrementos se ven en los listados que tienen los supermercados, pero ocurre que los proveedores (de la industria alimenticia, de bebidas e higiene) informaron la bonificación total o casi total, por lo que los aumentos se notan poco todavía".

En esta dirección, reconocieron que "basta con que la industria levante la bonificaciones, para que los incrementos se concreten". "Nos parece que es una jugada para consolidar precios más altos antes de la llegada del próximo Gobierno, una cobertura", sostuvieron.

Aunque desde el retail no dieron mayores detalles sobre las remarcaciones de este mes, un informe de la Consumidores Libres muestra dónde se aplicaron incrementos en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Dentro de un amplio universo, diversos cortes de carne, frutas y verduras como banana, acelga, manzana, y otros productos como el agua sin gas, detergentes, yerba, sal, mermeladas, pan, azúcar, arroz y harina mostraron remarcaciones en las góndolas en la primer quincena de noviembre, con una suba promedio de 3,8% según la entidad liderada por Héctor Polino.

Fuentes del sector comercial confirmaron que algunos de estos bienes son parte de los bonificados y las dudas giran en torno a qué pasará antes de la asunción del presidente electo Alberto Fernández, o incluso días después.

El titular de la Cámara de Supermercados de Rosario, Sergio López, expresó la semana pasada que las nuevas listas de precios llegan con incrementos de entre el 8% y el 12%, en esa ciudad, en otra muestra de que la inflación de noviembre sería más elevada que la de octubre, y que según analistas rondaría el 4%.

La apuesta de los industriales es riesgosa porque de confirmarse los aumentos en plenitud quedarán expuestos antes del 10 de diciembre. Más aún, aunque parece menos probable, si deciden subir precios tras la asunción de Alberto Fernández.

No obstante, en las cadenas advierten que "el mensaje que parte de los proveedores es que hay una inflación reprimida, pero hoy el consumidor no convalida los ajustes y se espera otra mirada oficial sobre los precios". Para el empresario rosarino, "es hora de que la industria de explicaciones sobre lo que ocurre con los precios en Argentina".

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF