Camacho había pedido asilo a la embajada argentina en Bolivia por si fracasaba el golpe de Estado


La actitud pasiva del Gobierno de Mauricio Macri ante el golpe de Estado de Bolivia fue condenada por gran parte del arco político argentino. Ahora, se dio a conocer que el Ejecutivo supo lo que iba a hacer Luis Fernando Camacho con seis días de anticipación. Se detalla la reunión que tuvo el empresario de derecha junto con representantes diplomáticos de los consulados de otros países ubicados en Santa Cruz de la Sierra el día 4 de noviembre.

En el encuentro Camacho le pidió asilo al consulado argentino ante un eventual fracaso de lo que llamaba “insubordinación civil”. Asilo que el consulado no podía brindar porque la atribución le correspondía a la embajada en La Paz. Pero en ese contexto, les dijo que 48 horas más tarde las Fuerzas Armadas iban a entrar en la casa de gobierno.

La información quedó volcada en un cable que el consulado argentino envió a la Cancillería. Los dos cónsules buscaron disuadir al fanático empresario de lo que consideraban una locura. Bajo esa perspectiva quienes intervinieron del encuentro creyeron haberlo convencido.



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF