Newell's lo ganaba, pero River reaccionó y lo dejó con las manos vacías


En el Coloso Marcelo Bielsa Newell's cayó por 3 a 2 ante el Millonario, luego de ir ganando por 2 a 0 en un partido correspondiente a la decimoquinta fecha de la Superliga. Los goles del encuentro fueron convertidos por Lema y Leal, en tanto para el visitante descontó Nacho Fernández de tiro Libre, igualó Borré y Scocco puso cifras definitivas al marcador.

River arrancó mejor parado en la cancha, con tenencia de balón y Ponzio ganaba el duelo en el medio. Sin embargo Newell's iba a avisar por intermedio del movedizo Leal, que sobre los 10' le ganó la espalda a Angeleri y probó a Armani, que llegó a tapar pero dio rebote, y cuando el moreno se disponía a anotar Montiel llegó justo a tapar su segundo remate.

River seguía siendo el que mejor trasladaba el balón y el que tenía la posesión, pero los de Kudelka emparejaban con entrega y sacrificio. Tras un córner, Cristian Lema ganó en las alturas y puso el 1 a 0 de cabeza para el delirio de las colmadas tribunas del Coloso.

River sintió el golpe y el escurridizo Leal volvió a ganar por afuera tras un gran pelotazo cruzado y venció a Armani para poner el 2 a 0 en una ráfaga. Los de Gallardo reaccionaron rápido y con un tiro libre de Nacho Fernández se pusieron a tiro nuevamente. En la siguiente, Matías Suárez enfrentó a Aguerre y definió pero su remate fue desviado en el camino por un defensor leproso.

Jugaron un primer tiempo entretenido, en el que La Lepra se fue con ventaja a pesar de acumular solo una posesión del 32%. A veces tener la pelota no significa jugar mejor, y la primera etapa fue una muestra de ello. Incluso Newell's tuvo más llegadas, teniendo mucho menos el balón. La defensa de River no está sólida, tiene al parecer todavía el mentón flojo desde la fatídica noche de Lima, y Newell's lo aprovechó.

Pero en la segunda mitad los de Núñez salieron a vender cara la derrota y revirtieron el marcador, dando cuenta de aquella máxima del fútbol que dice que el 2 a 0 es el peor resultado, aunque todo el mundo dice que prefiere ganar por ese marcador, pareciera que el equipo entrara en una etapa de relajación y que el rival, perdido por perdido diera todo. En los primeros 15' no pasó nada, Newell's renunció a jugar apostó todo a una contra que no llegó, y River se fue haciendo dueño del encuentro.

Gallardo, tan cuestionado por algunos cambios en la final de la Libertadores esta vez acertó con creces. Mandó a la cancha a Juanfer Quinteros y Scocco. Nacho construyó una jugada bárbara, tiró una pared con Borré y cuando parecía que podía definir la cedió al medio para darle el gol al colombiano, que puso el empate.

Dicen que no hay peor astilla que la del mismo palo y Scocco cumplió con la ley del ex. Tras una gran jugada colectiva, un pase exquisito de  Quinteros a Nacho Fernández, cede para Scocco, que abre el pié y la clava en el ángulo. Obvio no lo gritó, pidió perdón, pero decretó cifras finales para el partido. Newell's parecía encaminarse a una noche de gloria y terminó sufriendo la jerarquía del elenco de la banda roja, que se posicionó nuevamente en la pelea del campeonato.

Por el contrario, el Rojinegro volvió a zona de peligro abajo, cayó por debajo de Central y Banfield y está en el borde de la zona de descenso nuevamente. Cayó en 4 de los últimos 5 partidos que jugó y perdió juego, y confianza. Será mejor que llegue pronto el receso, para barajar y dar de nuevo.




Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF