Triunfazo de Central en el Monumental


Rosario Central venció a River Plate en el Monumental de Núñez por 1 a 0 con gol de Lucas Gamba. Los Canallas consiguieron un triunfo impensado y rompieron una racha de 22 años sin vencer al Millonario en su propio estadio. Además privaron a los de Gallardo de ser punteros del campeonato. El triunfo le viene muy bien en la lucha por no descender.

En la primera  mitad Central lo aguantó bien. Nadie dudaba que River, de local y con la obligación de ganar para subirse a la punta iba a capitalizar el balón y así lo hizo, pero no llegó con claridad al arco defendido por Jeremías Ledesma. El equipo de Cocca jugó ordenado, sin arriesgar demasiado y bien parado atrás, donde Barbieri y Novaretti sacaron todo.

A los pocos minutos de iniciado el encuentro, Javier Pinola probó al arquero auriazul, que voló hacia su palo derecho para desviar al córner un violento remate desde afuera del área. Al rato el elenco auriazul contestó con un disparo desde afuera de Emanuel Ojeda, que se fue desviado.

River llegó otra vez por el movedizo Matías Suarez, que abrió demasiado el pie y su disparo se fue ancho. Y Central tuvo una muy clara, tras el quite de Riaño en la mitad de la cancha, el delantero  encaró apareado por sus marca, llegó mano a mano y definió débil ante la salida de Aremani, que conjuró el peligro. Fue una etapa pareja en la que River fue mejor, pero Central no desentonó.

Apenas iniciado el segundo tiempo, Martínez Cuarta, que ya se había equivocado en la jugada de Riaño en la primera mitad volvió a fallar, entre el Colo Gil y Gamba lo encimaron, llegó el error y el ex Huracán quedó frente a Armani, definió suave al primer palo para marcar el único tanto del partido. Después Central fue garra, entrega y sacrificio. River confusión, imprecisión y desconcierto.

El equipo de Gallardo no pudo inquietar a Ledesma, no llegó con claridad, Central se cerró bien atrás, aguantó corriendo y metiendo, e incluso generando alguna chance más, aislada y no tan clara. Fue un triunfazo de los de Cocca, que rompieron una racha histórica, se llevaron el segundo encuentro consecutivo cosechando los tres puntos y se escapan de a poco de la zona roja. Brítez, de gran partido al igual que Barbieri, llegó a la quinta amarilla y no podrá estar dentro de quince días frente al Tiburón marplatense.






Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF