"La estrategia de Angelini es llevarnos a formar parte del socialismo de Lifschitz", dijo López Molina


El concejal de Cambiemos, Rodrigo López Molina se defendió tras las acusaciones recibidas por parte de parte de su bloque de haber negociados cargos con otros espacios y haber ocasionado la ruptura del mismo. Expresó en primer lugar que “se puede perder, pero hay que saber perder, y la democracia es eso: se gana o se pierde”. “Todo el mundo tiene un derecho legítimo a patalear”, agregó. Criticó duramente a Federico Angelini.

Aclaró: “siempre me planto firme ante la mentira, soy de Cambiemos, sigo siendo del bloque de Cambiemos y no me fui a ningún lado”. Y apuntó contra Federico Angelini, a quien acusó de liderar “una estrategia” para desviar el destino de Cambiemos en la Provincia de Santa Fe.

“La estrategia es llevarnos a formar parte del socialismo de Lifschitz”, afirmó. Asimismo indicó que su esfuerzo está puesto en “no llevar a Cambiemos al abismo” y que esa “era la estrategia de Roselló y Angelini por su falta de habilidad política a la hora de juntar consenso para la presidencia del Concejo”.

De ese modo, explicó que para acceder a la presidencia se requieren 15 votos o más, y Cambiemos solamente tenía 9; “aunque nos hubiera gustado conservarla, por afuera de esos nueve votos nadie acompañaba una propuesta de Cambiemos a la presidencia del Concejo.

"María Eugenia Schmmuck que fue electa, consiguió esa mayoría y, nosotros frente a esa mayoría que respetamos, conservamos como primera minoría los lugares y espacios de discusión claves para el futuro de la Ciudad”, manifestó.

Asimismo se refirió a “la otra estrategia” la de “quemar las naves, romper todo, y hacer el show escenográfico que algunos hicieron y están haciendo, esto llevaba a Cambiemos a marginar la discusión de temas tan claves como la planificación urbana, la seguridad y el transporte en los próximos dos años”.

Además dijo: “esta decisión de ponerse de acuerdo con otros espacios políticos, que claro que tenemos diferencias, tiene que ver con el reclamo de la ciudadanía hacia nosotros. ‘Claro que tienen diferencias, pero pongánse de acuerdo para que la Ciudad pueda avanzar”.

Por último, profundizó en sus acusaciones contra Federico Angelini, afirmando que “hay una estrategia encabezada por él” y “una suerte de monje negro que tiene el PRO en Santa Fe”, y que además no se animan a hablar de él. “La estrategia es llevarnos a formar parte del socialismo de Lifschitz”, aseguró.

Agregó: “ahí sí vamos a ver quiénes son los que traicionan los valores de Juntos por el Cambio y aquellos que defendemos la identidad de Juntos por el Cambio”.

Destacó a su vez el 41% de votos que el partido obtuvo en las elecciones nacionales, algo que López Molina asumió “no nos permitió ganar pero sí dejar una fuerza política de pié, termine bajo la conducción de los principales responsables del narcotráfico en Santa Fe”. “El tiempo va a dejar expuesta esta estrategia”, concluyó.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Coronavirus