El BCRA asevera que Vicentín efectuó una maniobra fraudulenta para perjudicar el Estado


Tras el escándalo por los préstamos a Vicentín, las autoridades del Banco Nación emitieron un duro informe en el que aseguran que los números de la empresa no justifican su incumplimiento de pagos y la acusan de efectuar una maniobra fraudulenta. En un detallado análisis de la situación de la cerealera, sostienen que fue una de las empresas más beneficiadas de los últimos cuatro años y que reportó un crecimiento de facturación récord que superó ampliamente el promedio de las 200 mayores firmas del país.

"Los datos son elocuentes, en todos los años del período de la anterior gestión de gobierno, las ventas de Vicentín superaron el promedio de ventas de estas 200 empresas. En el acumulado anual de los 3 años considerados, mientras el total de las empresas de mayor facturación tuvieron una expansión de ventas del 51,36% de promedio anual; Vicentín superó ese porcentaje ampliamente en un 83,87% de promedio anual", informan.

En concreto, el documento firmado por el director del banco Claudio Lozano indica que "no parece ser un caso de stress financiero" y que "la información contable disponible de la firma no justifica considerarla como atravesando una difícil coyuntura por efecto de su endeudamiento".

"Ninguno de los números disponibles justifica la repentina crisis financiera de Vicentín. El principal aportante de "Juntos para el Cambio" en la última elección comenzó a incumplir con los pagos al Banco Nación casi en simultaneo con la elección de las PASO y la derrota de Mauricio Macri", agrega.

Es por eso por lo que directamente se refieren a "una maniobra fraudulenta de la firma en complicidad con la anterior conducción política del país y de la institución financiera", donde hacen hincapié en la responsabilidad del ex titular del banco, Javier González Fraga y del expresidente Mauricio Macri.

"El proceso de endeudamiento que fue acumulando Vicentín con el Banco Nación superó los límites a los que podía acceder en función de la normativa correspondiente fijada por el Ente Regulador para las Grandes Empresas", detallan.

"Sin embargo, los pasillos del Banco Nación cuentan que en las múltiples reuniones que existieron con la empresa Vicentín para tratar de imponer la necesidad de volver a encuadrarse en la normativa, frente a las exigencias de los funcionarios del banco, los dueños de la firma cruzaban del Banco Nación a la Casa Rosada para hablar directamente con la Presidencia.

Eso luego se transformaba en un llamado desde la Presidencia de Mauricio Macri al ex presidente del Banco, González Fraga quien se encargaba de llamar la atención a los funcionarios del banco para que se allanaran a los requerimientos de la empresa", subrayan.

Fuentes de la entidad afirmaron que "esto termina en causa penal" y que están esperando que actúe un fiscal de oficio.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Coronavirus