El mercado de pases está cerrado para Central y Newell's


La complicada actualidad económica de los conjuntos rosarinos los obliga a ser sumamente cautos en la contratación de jugadores para el plantel profesional que afronte la segunda parte del Torneo y la Copa de la Superliga. En ambos casos no se sumaron jugadores todavía, a días del inicio del duro fixture y hasta el momento sólo se destaca el regreso de Marco Ruben, que retornó a su institución y no se trata técnicamente de una incorporación.

Con realidades opuestas en cuanto a la búsqueda, mientras por Arroyito buscan reforzar la defensa tas la intempestiva salida de Barbieri y Molina, por el Parque andan en la búsqueda de un nueve de área, sector de la cancha donde La Lepra mostró un marcado déficit, convirtiendo a sus defensores en los principales anotadores.

Mientras otros equipos gastan lo que no tienen, y se metieron de lleno al refuerzo del plantel, por Rosario ni se sueña en incorporar comprando, se busca sellar algún préstamo, y si el jugador llega libre, con el pase en su poder mucho mejor.

El rojinegro aguarda la resolución del conflicto entre Independiente y Aldosivi por Chávez y en el Canalla la salida de Laso, en situación parecida con el club dueño de su pase, el San Luis de México, con el agravante que tiene ahí un competidor, Vélez Sarfield, donde ya jugó el jugador.

Si bien el mercado se mostró austero hasta el momento, otros equipos que pelean abajo en la zona de descenso, como Gimnasia y Esgrima de La Plata ya han incorporado varios refuerzos. El Pincha, que en principio de torneo peleaba también abajo y luego se escapó está armando un equipo para no sufrir.

Los elencos locales tenían algunos jugadores en la vidriera. En el equipo de Kudelka, se optó por preservar a los juveniles Cacciabue y Moreno, pretendidos por algún equipo grande y en Central, Ledesma pateó el tablero y optó por quedarse cuando ya tenía medio pie en San Lorenzo. Newel's  al menos no se desprendió de titulares, en el caso del equipo de Cocca perdió a tres, sumados a las salidas ya mencionadas se desprendió del Colo Gil, que pasó al poco competitivo fútbol árabe.

El tiempo se acorta, las soluciones no aparecen, y cualquier jugador que llegue necesitará adaptación. No será el comienzo ideal, en su pelea por escapar al descenso, ambos clubes se metieron en la lucha de arriba, que tienen a Central a tan sólo cuatro puntos del puntero Argentinos <a quien enfrentará en la última fecha> y a Newell's a cinco, restando siete fechas por jugar.

Con una apuesta más ambiciosa, podrían haber peleado el campeonato, pero están pelando por traer jugadores suplentes de otras instituciones, con poco rodaje o incluso nulo. En un fútbol desigual, los rosarinos parecen ser la cenicienta del cuento, con humildad absoluta y alguna joya de la que tendrán que desprenderse pronto.
    

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Coronavirus