Carnaval toda la vida: las comparsas se preparan para participar de la competencia rosarina


Con la llegada de febrero vuelven los Carnavales a Rosario. Esta celebración implica el esfuerzo conjunto entre los vecinos y las vecinas de todos los distritos y el municipio para promover la participación y motivar la creatividad. Durante todo el año, los grupos planifican y ensayan para llegar lo más preparados posibles a la competencia.

Desde la Municipalidad se ofrecen espacios gratuitos para acompañar esa preparación a través de seminarios intensivos de danza, maquillaje, confección de vestuarios y armado de carrozas y accesorios para todos los integrantes de las comparsas y público interesado, que favorecen un diseño integral del Carnaval. Entre las formaciones que se han preparado en estos talleres, se encuentra Zafiro.

En el distrito Sur, específicamente en el barrio Molino Blanco y en una casa de familia, esta comparsa constituida por ochenta personas se encuentra en plena preparación. En la mesa no faltan las plumas, los brillos y los trajes. Leonardo, Silvia y Eli llevan con orgullo una remera con el nombre de la comparsa.

Todos los años van cambiando el diseño según la temática que trabajen. Silvia es la directora general, Leonardo toca la batería y como menciona es “una especie de vicedirector” y Eli se encarga del cuerpo de baile, los trajes y el maquillaje. Los tres coinciden en que esta comparsa es su familia. 

"Participamos en distintas comparsas en otras partes del país. Y la verdad que nos cansamos un poco de hacer para otros y decidimos conformar nuestra propia comparsa. Empezamos siendo siete, ocho y ahora somos ochenta. Casi todos somos del barrio, pero también hay personas de zona norte, oeste, y de Pérez que se toman hasta dos colectivos", explican con orgullo.

De los Carnavales de la ciudad participaron por primera vez en 2018 y este año debutarán en la competencia. Para la temática decidieron inventar una historia sobre la vida de una bailarina que lleva el nombre de la comparsa: Zafiro.

"Este año la temática se llama 'Noche de Encanto', hablamos de una bailarina que se escapó del Moulin Rouge en Francia y que llega a Rosario a cumplir su sueño, poder vivir de lo que ama hacer. En esta historia representamos un poco la inmigración, perseguir los sueños y ser libres", señala Leonardo.

La comparsa ensaya en la cochera de una casa de familia y cuando el clima lo permite, salen a la vereda para poder tener mayor espacio. Camila practica los pasos, mueve las piernas y se ríe; vive en el barrio y empezó a participar de la comparsa hace dos años, siempre quiso bailar pero nunca se animaba. "Siempre me gustó y ahora soy reina de batería, nunca pensé que podía llegar a este puesto. Estoy muy contenta. Estamos todo el año trabajando, y ahora que estamos más cerca de la fecha ensayamos todos los días. Además practico en mi casa viendo videos", cuenta entusiasmada.

Eli, se dedica a hacer el diseño de la carpeta de la comparsa y de los trajes. Luego se ocupa de la confección y les enseña a las chicas y los chicos a bailar. "La Municipalidad nos brinda talleres tanto en el área de diseño, vestuario, maquillaje y baile, y nos ayudan a armar los diseños según la historia que queremos contar", dice. Durante todo el año Eli investiga, compara, evalúa qué vestuario le quedaría más cómodo a cada integrante. Además, arma las escuadras y enseña a cada quien a armar su traje. Para ella esta comparsa es su familia. El Carnaval, dice, le salvó la vida.

"Pasé por procesos muy feos y es donde yo descargo. Para algunos será leer un libro, para otros salir a caminar, para mí es formar parte de esta comparsa. No somos únicamente integrantes de la comparsa sino que también somos amigos y familia", menciona.

En el mismo sentido, Leonardo agrega: "Queremos enseñarle a los chicos que existen otras cosas, otras posibilidades, que nos podemos juntar y aprender a convivir, aprender sobre música. No importa el lugar donde vivamos, ni la condición económica, nosotros siempre queremos mostrar buenos valores: educación y respeto sobre todo. Lo más lindo son las juntadas, el carnaval finalmente son veinticinco minutos que tenemos que desfilar, acá pasamos días enteros, por eso pertenecer a esta comparsa es todo. A nosotros no nos interesa el género de quien quiera participar, nos interesa juntarnos, pasarla bien. Le ponemos corazón y no hay palabras para describir lo que significa esta comparsa para nosotros".

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF