La venta de autos tuvo el peor enero en 16 años


Los datos aportados por la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA), indican una caída estrepitosa en el patentamiento automotriz en lo que va del 2020 en relación a años anteriores. En enero, la cifra de registros es de 44.717 unidades, lo que marca el peor enero en 16 años.


En la comparación anual, esta cifra representa una caída del 25,62%, ya que en ese momento se habían patentado 60.108 unidades, según datos ACARA. Si bien con respecto a diciembre de 2019 se registró una suba del 109%, ya que en el mes pasado se habían registrados 21.346 unidades, los indicadores actuales arrojarían una proyección anual de 342.240 unidades, bastante menos que las 460.000 del 2019.

En cuanto a los motivos del derrumbe, de acuerdo con los empresarios del sector, después de las PASO, y más aún con el cepo cambiario que se estableció tras las elecciones de octubre, los compradores se volvieron más reacios a invertir y prefieren guardar sus ahorros, más si están en dólares.

Pero este resultado no es lo más grave que deberá enfrentar el sector, teniendo en cuenta las recientes medidas anunciada por el Gobierno en relación al impuesto interno. Tal como coinciden en señalar desde los concesionarios oficiales de diferentes marcas, "lo peor está por venir".

A la caída en las ventas que se venía acelerando en los últimos meses, y que el plan "junio-julio 0km" lanzado por el anterior Gobierno no ayudó a detener, se sumó ahora la peor noticia que podría haber esperado la industria automotriz nacional y los importadores: el regreso de la doble escala del gravamen que se pensó, originalmente, para alcanzar sólo a los vehículos de lujo.

El cambio ha sido abrupto y perjudicial para la mayor parte de la oferta. La situación que había dejado el Gobierno de Macri establecía una escala tributaria que incrementaba en un 10% los valores de los autos que superaban los $2.400.000.

Ahora, con la nueva ley, serán dos niveles, y la primera esclaa arrancará a partir de una base mínima imponible que no solo afecta la gama alta, sino que golpea a muchos autos del segmento medio, desde los importados a los de fabricación nacional, ya que arranca en los modelos comercializados a partir de los 1.800.000 pesos.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF