Vinoteca rosarina cerró sus puertas y dejó a 18 empleados en la calle


El dueño de la vinoteca “Tinta Negra” cerró abruptamente sus puertas y dejó en la calle a 18 trabajadores, a los que no les avisó del despido ni mucho menos de la indemnización que deberían percibir. Este viernes, los empleados se encontraron con que el local de Córdoba 2375 se encontraba cerrado y en el interior se veía muy poca mercadería. Nadie los había notificado de la situación de la vinería ni de su intempestivo cierre.

“Se trata de una cobarde y artera decisión patronal que, a todas luces, es un vaciamiento de empresa, ya que la mercadería ha sido llevada a distintos galpones del titular de la vinoteca”, indicaron desde Empleados de Comercio.

De acuerdo al gremio, se trata de una práctica habitual del dueño de este comercio, que antes operaba la vinería Barcelona, y que pese a cambiar de razón social, continúa con una política de cierres sin aviso alguno y despidos permanentes.

En este caso, muchos de los que se quedaron sin trabajo contaban con una antigüedad mayor a diez años. La denuncia fue presentada en el Ministerio de Trabajo provincial, al que se le pidió la inmediata intervención en el caso.



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF