La inseguridad en horarios nocturnos preocupa a los trabajadores de reparto de comidas


En medio de la Pandemia del coronavirus, que afecta todo tipo de actividad y algunas dudas al principio, finalmente los deliberys fueron autorizados a trabajar y la modalidad se convirtió en una alternativa muy utilizada por los rosarinos que sin poder salir de sus domicilios optan por pedir comida en bares y restaurantes que han habilitado el servicio. Denuncian falta de seguridad.

Las aplicaciones se han llenado de pedidos y los jóvenes tienen más trabajo que nunca, sin embargo, denuncian que en la noche, la seguridad es un problema que los pone en riesgo. Sin otras personas circulando, o muy pocas, son el blanco preferido de los amigos de lo ajeno y en varias ocasiones han sido abordados para robarles la recaudación.

Incluso afirman que anoche un compañero fue víctima de un disparo de arma de fuego en una de sus rodillas. Piden a la policía y el Ministerio de Seguridad se apliquen las medidas pertinentes para poder seguir prestando el servicio, tan necesario en momentos en que la circulación está vedada para la mayoría.



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Coronavirus