La pelota no se mancha, pero se pincha


El parate en el mundo del fútbol afectó notoriamente la economía de los clubes, en todo el mundo. Argentina no es la excepción y mañana buscará salir airosamente de la encrucijada que  le puso por delante la pandemia. Ninguna de las soluciones a las que los dirigentes podrían arribar terminaría siendo justa, y nada conformará a todas las partes. Todo parece indicar que la pelota no rodará al menos hasta septiembre, muy lejos para sostenerse indemnes.

Los salarios de los jugadores son sin dudas el mayor problema. Se decidirá renovarlos de hecho y así, algunos de los que pensaban emigrar ya no lo harán y si se cumple lo estipulado por FIFA, que no habrá apertura del libro de pases, nadie podrá vender. Osea, ninguna venta salvará la economía de los clubes, por lo tanto, la mayoría tendrá problemas indisimulables.

De confirmarse el esquema que se viene trabajando a puertas cerradas, se daría por concluida la Copa de la Superliga, pero se tendría en cuenta la fecha jugada para la clasificación a las Copas, que no se sabe cuando ni como se jugarán. Además, ese torneo inconcluso tiene no solo una fecha jugada, sino también dos encuentros no disputados, uno pospuesto y el otro con una sanción económica y deportiva pendiente para River Plate, que no se presentó a disputar su encuentro frente a Atlético Tucumán. Newell's clasificará a la Sudamericana, Central se quedará afuera por un puñado de puntos, los de aquel partido perdido frente al Sabalero en Arroyito.

También está el tema de los descensos. Felices los tres, Gimnasia, Central Córdoba de Santiago del Estero y Colón de Santa Fe permanecerán en primera y deberán rendir tributo eterno al coronavirus. Maradona habrá logrado su segunda hazaña histórica después del gol con la mano que le marcó a Peter Shilton en el Mundial del 86'. O la tercera, porque el dribling histórico en que dejó parado a medio equipo también lo fue.

Suspenderán los descensos para el 2020 y 2021, para que los clubes puedan oxigenar finanzas, pero tomarán en cuenta el promedio de ambos años. Osea, pones los pibes, perdés contra cualquiera y al año próximo o armás el Barcelona o perdés la categoría. Entonces, en diciembre de 2021 volvés a endeudarte, para tener un equipo competitivo para no descender y así la historia de nunca acabar. Sería bueno que los ingresos por televisión, en esta etapa al menos, fueran equivalentes para todos.

Además está el ascenso, si suben a los de más puntos, suben San Martín de Tucumán (44) y Atlanta (38). Defensores de Belgrano se quedará con las ganas a pesar de sus elogiosos 41 puntos, tres más que el Bohemio, pero en la otra zona. Nadie se desangrará por los defensores del creador de la bandera nacional, pero será injusto. Habrá que ver como se las arreglan para pagarles a los jugadores sin los millonarios ingresos televisivos. En el fútbol femenino, los salarios eran abonados por AFA y eso se supone estará asegurado.

Así las cosas, la dirigencia del fútbol argentino, aquella del empate de 38 a 38 terminará de redondear un negocio para algunos, que dejará afuera a la mayoría. La gente seguirá sin ir a la cancha, se jugará de alguna forma, la pelota tiene que rodar lo antes posible, porque la televisión no espera y necesita volver a cobrar lo que está pagando a los clubes. De no haber fecha cierta no hay desenbolsos, y sin ellos, no hay plata para los jugadores, los grandes protagonistas de este deporte. 



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Coronavirus