Darían un nuevo bono de $10.000 en mayo


Los que cobran en efectivo aún no todos recibieron la ayuda, y ya se piensa en abrir una nueva inscripción ante la extensión de la cuarentena. Además, se prevé sumar otro millón de beneficiarios más. Cuando se anunció el bono IFE, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, avisó: "Si la cuarentena se extiende, probablemente otorgaremos otro bono" de $10.000.

Dado que el aislamiento obligatorio continuará durante mayo aunque con la liberación administrada de más actividades, el Gobierno ya estudia otorgar otro plus para los sectores más afectados por la pandemia del coronavirus: los desocupados, beneficiarios de AHU y asignación por embarazo, y todos los trabajadores informales que no tengan pareja con empleo registrado.

El Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) lo cobrarán, en principio, 7,6 millones. Analizan sumar a otro 1,1 millón que habían sido rechazados porque no tenían actualizados sus datos en las bases de ANSES, AFIP o el Renaper, y se reabrió la inscripción para esas personas.

Afuera quedarán 3,2 millones aproximadamente que lo pidieron, pero el Gobierno adujo que no cumplían con los requisitos. Todo esto para hablar del mes de abril, solamente, aunque se termine de pagar durante mayo a muchos de ellos.

Y ahora "suena fuerte" en las áreas centrales de gobierno a cargo de las políticas para los sectores más castigados por la crisis del coronavirus dar otra ayuda por el mes de mayo. Si se extiende a mayo -y hasta quizás en junio- todos los programas diseñados para abril, el costo llega a 5,6 puntos del PBI, $ 1,7 billones.

Están incluidos los planes de asistencia directa: el IFE, los créditos a tasa cero, el pago de hasta el 50% del salario de los trabajadores privados, los créditos subsidiados a empresas, como el de tasa fija al 24%, y la reducción de hasta el 95% de los aportes patronales.

El jueves hubo una reunión del gabinete económico en la sede del Ministerio de Desarrollo Productivo en la que participaron el titular de la cartera, Matías Kulfas; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, y representantes de la ANSES y del Ministerio de Economía. En ella se analizó la extensión del bono de $10.000.

Con la revisión de los casos que está haciendo ANSES, ahora encabezada por Fernanda Raverta, el Gobierno estima que llegará a 8.963.000 personas. Son 1,1 millón más que los 7.854.316 informados cuando se cerró la inscripción del IFE.

En total, hubo 4.207.891 rechazos por tener empleos en relación de dependencia, ser monotributista C o superior o autónomo, contar con beneficios previsionales, por falta de actualización de datos personales o por tener planes sociales, ingresos, gastos o bienes registrados en AFIP incompatibles con la percepción del bono.

Luego de la experiencia de abril, el Gobierno busca que el segundo pago del IFE se haga de forma más sencilla ya que fueron resueltas las cuestiones más complejas de logística y habilitación de beneficiarios.

Se estima que el monto volverá a ser de 10 mil pesos. Para el pago de los sueldos de marzo, el gobierno lanzó un programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP): las empresas inscriptas podían recibir la ayuda o subsidio oficial de hasta dos salarios mínimos por empleado para el pago de los sueldos.

Las empresas inscriptas fueron 450 mil y se abonará, en una primera etapa, la semana próxima el salario de 1,6 millones de trabajadores argentinos.

En los próximos días, además, se informará una segunda etapa de pago al resto de los trabajadores aprobados para recibir la ayuda estatal, que la abona Anses, informaron voceros del Ministerio de Desarrollo Productivo

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Coronavirus