magicScript

banner isva

inicio_main

El macrismo levanta el perfil y buscará fueros en la legislativas del año próximo


Casi copiando la estrategia del kirchnerismo en 2017, el macrismo ya decidió puertas para adentro que competirá con sus mejores jugadores en las elecciones legislativas del año próximo. No solo porque de esa forma crecen la chances de sacar una buena cantidad de legisladores, sino porque además, de esa forma obtendrá fueros para eludir las innumerables causas penales que comenzarán a moverse en Comodoro Py, tras el levantamiento real de la feria judicial por la pandemia.

La Comisión Bicameral del Congreso de la Nación comenzó ayer la reunión virtual en la cual decidió comenzar a construir el camino de la investigación de la fuga de capitales producida durante la administración Cambiemos. Es más, hasta ya trascendieron en la prensa algunos de los nombres de las cien personas que se llevaron el 80% del dinero de la Argentina, y algunos de ellos son demasiado cercanos al poder.

Además, la administradora de la AFI, desató ayer una verdadera tormenta política al presentar la denuncia por espionaje a propios y extraños con los que el macrismo parece haber controlado ilegalmente a sus dectractores. No son las únicas causas, sólo son las primeras, y ya preocupan. Por eso no extrañó que Vidal convocara a un acto político esta semana, dejando de lado su perfil en revistas del espectáculo intentando volver a las páginas de política.

Kicillof la destrató en la conferencia de prensa junto al presidente Alberto Fernández y la cofradía mediática salió a matarlo al unísono. Kicillof, Kicillof, Kicillof, Kicillof, repitieron casi al unísono Infobae, La Nación, Clarín, La Voz del Interior, intentando polemizar en cada decisión del gobernador bonaerense y confrontarlo con funcionarios del anterior gobierno y periodistas afines, a sabiendas que la principal batalla, será en Buenos Aires.

Los gobernantes macristas con cargo intentan un peligroso equilibrio entre tanta pirotecnia. A ellos les cabe la responsabilidad de gobernar, de afrontar pago de salarios estatales, de brindar asistencia medica en medio de la avanzada peronista, y pelearse en este momento podría resultar fatal. Desde adentro les reclaman mayor compromiso y desde afuera del macrismo aprovechan para obligarlos a poner cara de poker y seguir como si nada pasara.

La vinculación de la "mesa judicial" del macrismo, que no solo ejercía presión sobre el otro poder, sino que no tenía reparos en hacerlo y hasta mediatizarlo, ventilando incluso reuniones de funcionarios del Ejecutivo con la propia Corte, hasta con fotos en tapas de diarios, también comenzó a ser un dolor de cabeza por estos días, se multiplican las denuncias de ex funcionarios judiciales que se sintieron presionados y hasta incluso trascendió un audio me la ex vicepresidenta de la Nación apretando a un fiscal y pidiéndole explicaciones sobre su accionar, que según su propias palabras, no había estado acorde a lo prometido.

Como contrapartida, las causas judiciales que involucraban a funcionarios kirchneristas se van extinguiendo, el propio Estado desistió de apelaciones y querellas, las libertades se multiplicaron, ayer nomas de desestimó una denuncia contra Kicillof, antes de ayer contra Etchegaray, Boudou espera la prosecución de causas en su domicilio, pese a tener condena en primera instancia, sólo por citar algunos ejemplos.  El Poder Judicial demuestra ser fácilmente permeable al poder político, los acusados de ahora son inocentes y sus acusadores sacan turno para pasar por la Justicia.

El presidente, Alberto Fernández prepara un proyecto de reforma judicial, que ingresará en los próximos días al Parlamento nacional. La composición de la Corte y la utilización de los servicios de inteligencia, las escuchas "legales", hoy en poder del máximo tribunal, y varias cuestiones judiciales, sino todas, entrarán en debate. El vaivén al que es sometida la Justicia, su adicción a ponerse siempre del lado de los que detentan el poder debe cambiar.

El mandatario nacional denunció en varias oportunidades el "lawfare" practicado con la "complacencia judicial y mediática con el poder político que posibilitó la persecución y detención arbitraria de opositores", el abuso de la prisión preventiva, durante la administración de Mauricio Macri.

Con los cambios impulsados en la justicia federal los delitos contra la administración pública en los que incurran funcionarios del estado nacional, "dejarán de estar en manos de unos pocos jueces, para pasar a ser juzgados por más de medio centenar de magistrados", lo que -según dijo el presidente- posibilitará "terminar para siempre en la Argentina con la manipulación de sorteos y la concentración de procesos que el oligopolio de los jueces federales ha permitido".

Fernando Viglierchio

(Especial para RosariNoticas)



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

inicio_recent