Fortalecen algunos recorridos y desestiman otros para evitar contagios en el transporte público


Mientras que en el municipio evalúan los pasos a seguir frente a una posible “apertura económica” y esperan la decisión del presidente Fernández al respecto– quien ayer recibió el aval de su comité técnico en ese sentido-, todos coinciden en el enorme cuidado que se deberá tener en el uso del transporte público de pasajeros durante esta nueva etapa.

Según los expertos, ese es uno de los focos de contagios de coronavirus más importantes a nivel mundial. Desde el Concejo, trabajaron sobre esa preocupación y en el día de ayer aprobaron un paquete de medidas impulsadas por la edila de Cambiemos, Renata Ghilotti, a los fines de intentar disminuir las posibilidades de contagio arriba de los colectivos.

“Buscamos cuidar la salud de los rosarinos, mantener aplanada la curva y preservar la tan esperada apertura de la actividad económica”, argumentó Ghilotti, quien sobre los Decretos aprobados indicó: “Se suspenderá el servicio de algunas líneas de colectivos, como por ejemplo Aeromovi, Ronda del Centro y otras que decidirá el Ejecutivo, y se utilizarán esas unidades para aumentar las frecuencias en otros recorridos con mayor demanda.

De ese modo evitaremos ver colectivos llenos de gente y el peligro que eso conlleva”. “Vale aclarar que incitamos a la ciudadanía, en la medida de sus posibilidades, a evitar el colectivo. Lo ideal es moverse con medios individuales y entre ellos, la bicicleta privada es la mejor opción”, añadió la concejala y vicepresidenta del Ente de la Movilidad. Sobre esto último, también hubo avances en el Concejo y obtuvo despacho el proyecto de Ghilotti, para que el Banco Municipal estudie la factibilidad de incorporar un programa de créditos blandos para la compra de bicicletas, denominado “Quiero Mi Bici”.

Al respecto desde el equipo de la Concejala aseguraron que ahora comienzan las conversaciones con el Banco Municipal para definir los detalles de su implementación, y remarcaron: “Es una iniciativa muy importante si se logra que miles de rosarinos se bajen de los colectivos y se vuelquen a utilizar la bicicleta privada como medio de transporte; las implicancias sanitarias positivas serán enormes”. 

Refuerzos de los trabajos de limpieza y desinfección de unidades durante los recorridos -realizados en las paradas de mayor afluencia de personas-, sumado a la posibilidad de incorporar paradas en todas las esquinas según demanda y la implementación de una serie de puestos de recarga móviles para la tarjeta Movi, son también algunas de las medidas presentadas por la edila y aprobadas por el órgano legislativo local.

“Además del buen trabajo que se hace en las puntas de línea, ahora el municipio deberá reforzar la desinfección durante los recorridos y tendrá también la facultad para implementar un régimen de paradas en los tramos donde se presenta mayor concurrencia de usuarios, asimismo, podrá incorporar una serie de puestos de recargas móviles de la tarjeta MOVI en todos los barrios” sentenció Ghilotti y remarcó la importancia de respetar el distanciamiento y evitar desplazamientos a la hora de recargar saldos o esperar el colectivo.

Para finalizar la edila recordó que se encuentran vigentes las recomendaciones de la CNRT (Comisión Nacional de Regulación del Transporte) sobre: La prohibición de utilizar los asientos inmediatamente posteriores a la ubicación del conductor, cuando estos miren en su dirección y reservándose el siguiente para las personas con discapacidad y el permiso para ascender por puertas intermedias y traseras.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Coronavirus