La Municipalidad de Rosario acompañó y controló las caminatas recreativas de cuarentena


La Secretaría de Control y Convivencia realizó múltiples controles preventivos en distintos puntos de la ciudad durante este sábado, día en que se desarrolló la primera jornada de caminatas recreativas de cuarentena de este fin de semana. En términos generales, transcurrió con normalidad y con un extendido cumplimiento de la distancia social y el uso de tapabocas, métodos de prevención contra el coronavirus.



La iniciativa tuvo su primera experiencia el fin de semana pasado, durante el domingo 24 de mayo y el lunes 25 de mayo que fue feriado.

Debido al resultado positivo que se obtuvo, el intendente Pablo Javkin decidió volver a disponer la posibilidad de hacer salidas de una hora en compañía de convivientes sólo para caminar y tomar aire a lo largo de 500 metros. A diferencia del fin de semana pasado, este sábado hizo frío, estuvo nublado y sopló viento fuerte.

Las condiciones climáticas no favorecieron las salidas por lo que los agentes de las áreas de control que se desplegaron por toda la ciudad, advirtieron poca cantidad de gente en los espacios públicos.

La secretaria Carolina Labayru confirmó que agentes de las áreas de la Guardia Urbana Municipal (GUM), Control Urbano, Dirección General de Tránsito y Fiscalización del Transporte, junto a personal de Deportes y recreación municipal y voluntarios recorrieron múltiples zonas de la ciudad, en especial parques y paseos públicos a fin de ordenar la presencia de ciudadanos y ciudadanas.

La premisa fue hacer cumplir las normas de distanciamiento social, uso de cubreboca e higiene y la imposibilidad de correr o practicar actividad deportiva –la bicicleta sólo es para uso de niños –. También, evitar picnics o juntadas.

Otra cuestión a fiscalizar fue que, en caso de haber personas en parques, las mismas solamente pueden circular y no permanecer sentadas, paradas dialogando o los niños en juegos. Solo se registró una intervención en la costa central donde fueron divisados unos pescadores. En este caso, se les indicó que no podían estar en el lugar en el marco del aislamiento obligatorio y se dispersaron.

"Una vez más advertimos el compromiso de los y las rosarinas con el cuidado de la salud y el bienestar de la población. Hemos comprobado un uso generalizado del tapabocas y el respeto del distanciamiento social así como también de la no permanencia en los lugares públicos. Mañana repetiremos la experiencia y estaremos como hoy acompañándolos y velando por la convivencia", sostuvo Labayru.

Dos intervenciones especiales

Este sábado a la tarde, agentes de la Dirección General de Tránsito llevaron adelante dos intervenciones particulares. Se trata de la asistencia a dos personas con síntomas de haber bebido alcohol, a pocas cuadras de diferencia.

En primer lugar, en inmediaciones de San Martín y Gutiérrez, vecinos pidieron ayuda a agentes municipales que realizaban un patrullaje preventivo debido a que una joven se había caído en la calle. Los inspectores llamaron al Sies cuyo personal atendió a la chica y luego la llevaron hasta su domicilio, en San Martín y Míster Ross.

Ahí mismo, fueron convocados por otros vecinos ante la caída de la bicicleta de un muchacho, también con signos de estar alcoholizado. Lo ayudaron a incorporarse y tras comprobar que estaba bien lo acompañaron hasta su hogar en Grandoli y Gutiérrez.



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados