Pacientes cardiológicos deben sostener tratamientos y hacer las consultas ante algún síntoma


La Municipalidad de Rosario, a través de la Secretaría de Salud Pública, recuerda a los pacientes con patologías cardiovasculares que ante cualquier síntoma deben hacer la consulta médica correspondiente, tanto en hospitales, centros de salud o llamando a un servicio de emergencias. Es fundamental no minimizar los síntomas.

Ante signos de presión arterial elevada, dificultad para respirar, dolor de pecho irradiado a hombro y/o brazo izquierdo, o cuello y mandíbula, palpitaciones, hinchazón de los pies, mareos, desvanecimiento o pérdida de conocimiento es fundamental la consulta a su médico, guardia o el llamado al servicio de emergencia.

Es fundamental no abandonar los tratamientos farmacológicos indicados por su profesional y mantener en lo posible la comunicación con el médico tratante. La evolución de la enfermedad cardiológica está ligada a los tratamientos indicados.

En este sentido es importante mencionar que una de las estrategias llevadas a cabo por los centros de Salud de la Municipalidad de Rosario es llevar los medicamentos a los domicilios de los pacientes que lo necesiten y también que se tomaron estrictas medidas sanitarias en todos los efectores municipales para minimizar los riesgos de contagio.

Recomendaciones

Los pacientes cardiológicos deben tener una buena alimentación con una baja ingesta de sal. Realizar alguna actividad física dentro de su hogar, sostener los horarios habituales y evitar las noticias de coyuntura que le generen angustia. Evitar grasas, fritos, conservas y embutidos entre otras cosas.

Los ataques cardíacos tienen tratamientos efectivos en la mayoría de los casos si se los toma a tiempo. La persona no tiene que hacer un auto diagnóstico ni automedicarse, tampoco minimizar síntomas.

Muchos de los síntomas de la enfermedad cardiovascular son mal adjudicados a angustia, ansiedad o depresión.

Desde la cartera sanitaria local remarcan que hay numerosos factores que inciden y llevan a una muerte súbita cardíaca, pudiendo la persona tener o no un diagnóstico previo de enfermedades cardiovasculares. Las enfermedades cardiovasculares son la causa número 1 de muerte en todo el mundo.

En Argentina, hay entre 30 y 60 mil muertes por dicha causa al año y sólo llegan con vida a los efectores de salud menos del 5% de los afectados.

En este sentido y para revertir o disminuir el impacto de este problema, es importante optimizar el funcionamiento de la cadena de sobrevida.

Es importante remarcar que una alimentación saludable, realizar actividad física en forma periódica y no fumar son hábitos que contribuyen, a la par de la realización de controles médicos, a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Si está dentro del grupo de riesgo es importante aplicarse las vacunas correspondientes, como la antigripal y la antineumocóccica.

También se recomienda tener siempre a mano documentos, DNI, carnet del servicio de emergencia y los de la obra social si la tuviese, junto con el listado de medicamentos que toma y el nombre de su médico tratante.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Coronavirus