Hoteles alojamiento están en una zona gris y Las Brujas fue clausurado


Los moteles de la ciudad están cerrados desde la vigencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio. Como tantas otras actividades, se vieron seriamente afectados, incluso alguno ya anunció que no volverá a abrir cuando la pandemia pase. Presentaron protocolos para su reapertura y están a la espera de habilitación por parte de la provincia. Sin embargo, algunos quisieron adelantarse y ayer fueron clausurados.

El tradicional motel Las Brujas amaneció hoy con una faja de clausura que cruzaba su ingreso. Vecinos aseguran que ayer la Policía provincial se hizo presente en sus instalaciones y al retirarse, colocaron la faja de clausura.

La Municipalidad elevó un petitorio a la provincia, avalado por el Concejo Municipal, donde se solicita estudiar la factibilidad de habilitación para el rubro. Titulares y empleados de los establecimientos están a la espera de poder volver a trabajar. En el interior de la provincia ya funcionan varios desde hace algunas semanas.

Se les pidió la presentación de protocolos, están en prolongado y riguroso estudio, pero mientras tanto, ven como se deteriora su capacidad de resistir. Sin dudas el peor de los caminos es perder la paciencia, y abrir por su cuenta. A las numerosas deudas que deben acarrear producto de la inactividad, deberán sumarle la multa por clausura.   

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados