magicScript

banner isva

inicio_main

Investigan si hubo malversación de fondos en la AFI macrista


La interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, adelantó que prepara nuevas denuncias contra la AFI de la gestión macrista por presuntas irregularidades. Reveló que cuando comenzó su función se topó con un arsenal integrado por rifles livianos, armas automáticas, subfusiles, entre otras.



En ese sentido, aseguró que "hay un montón de estas armas que se las vamos a entregar el viernes que viene al Ministerio de Seguridad, se las vamos a donar porque ellos les van a dar mejor uso que nosotros" y añadió que "las armas que sacaban de circulación las vendían a los propios empleados y funcionarios: Hay funcionarios que han comprado hasta seis armas".

Uno de los ejes a investigar es sobre una posible malversación de fondos, ya que la relación entre los agentes de la AFI con la Justicia Federal, insumía "cerca de la mitad" de la capacidad operativa de la agencia.

Sobre ello, Caamaño expresó que "una de las primeras cosas que hicimos fue terminar con las relaciones promiscuas entre el Poder Judicial y la Agencia Federal de Inteligencia, por la que cada juez federal tenía a su agente de inteligencia amigo, que era el que le pasaba la información, y armaban determinadas causas con el fin de espiar o hacer espionaje ilegal".

Caamaño y su equipo notaron que entre 2015 y 2019, los gastos reservados se incrementaron hasta llegar a los 1.100 millones de pesos el año pasado, sobre un presupuesto de 2.600 millones.

Luego la interventora de la AFI continuó que "la Sindicatura General de la Nación (Sigen) descubrió que la agencia no informaba a la contaduría sobre los bienes de uso y de consumo" y dio como ejemplo que "pagar la luz era gasto reservado, comprar biromes era gasto reservado, comprar un agua era gasto reservado, incluso el saquito del mate cocido que estoy tomando se compraba con gastos reservados".

Asimismo, dentro de los bienes de la AFI se encontró un programa de gestión de expedientes jurídicos que costó 3.180.000 pesos, más clases de capacitación por $ 554.000, consultoría por $ 495.000 y soporte técnico por $ 951.000.

En relación a ese programa de gestión, Caamaño indicó que "este software no está en la agencia y si está, no está en funcionamiento y estamos hablando que se adquirió en el año 2016, cuando estos tres millones eran mucho más". Entre otras de las irregularidades que se investigan, es sobre los 210 autos que mantiene la AFI, de los cuales algunos son de alta gama.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

inicio_recent