Nuevos querellantes en la causa por espionaje ilegal durante el macrismo


El Partido Nuevo Encuentro se presentó como querellante en la causa iniciada por la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, por presunto espionaje ilegal durante el gobierno de Cambiemos, y reclamó que "se investigue hasta las últimas consecuencias".

"El ex presidente Mauricio Macri lideró una banda mafiosa que, entre otras cosas, espiaba y perseguía a quienes éramos contrarios a sus ideas y a sus propios aliados. Queremos que se llegué hasta el fondo", enfatizó el presidente de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella.

Según indicó el partido político en un comunicado, en la lista de las presuntas víctimas de espionaje se encuentran unos diez dirigentes de la organización que preside Martín Sabbatella, actual titular de la Autoridad de la Cuenca Matanza-Riachuelo (ACUMAR).

"Nuevo Encuentro decidió presentarse en el proceso bajo el patrocinio letrado de los abogados Martín Haissiner y Sergio Zurano, esperando que se investigue hasta las últimas consecuencias y que se accione con todo el peso de la Ley sobre quienes utilizaron los recursos del Estado para espiar y perseguir con fine políticos a dirigentes y militantes de esta fuerza", apuntó.

En ese marco, Sabbatella advirtió que "no podemos permitir que esto vuelva a suceder nunca más en nuestro país" porque "son prácticas propias de un Gobierno que fue de lo peor de la historia argentina".

Además del titular de ACUMAR, entre los dirigentes de Nuevo Encuentro que habrían sido espiados se encuentran "Adrián Grana, secretario general del Partido y por entonces diputado Nacional; Sergio Zurano, miembro de la Mesa Nacional y apoderado del Partido; Sol González de Cap, responsable del Frente Estudiantil; Fernando Torrillate, secretario de Prensa del partido".

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados