magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Consultoras privadas prevén que la inflación trimestral más baja de los últimos años


La mayoría de las consultoras privadas estimó una inflación en torno al 1,7 por ciento para junio, lo cual representaría una leve aceleración respecto al 1,5 por ciento de abril y mayo, pero a la vez redondearía la inflación trimestral más baja en mucho tiempo. Si bien aún resta la confirmación oficial del INDEC, el mercado prevé una marca similar a la de 2016.

Al igual que los dos meses previos, junio también estuvo atravesado por el aislamiento social y obligatorio para prevenir los contagios de Covid-19 en algunas ciudades del país.

Sin embargo, se percibió una paulatina reapertura de actividades, lo que permitió incorporar más precios de referencia a las mediciones.

Un ejemplo de esta situación fue la recuperación de la información para los comercios de cercanía, que contribuyó a mejorar el relevamiento en el capítulo de alimentos.

Si bien los últimos datos de inflación representan una “gran noticia”, la situación es meramente coyuntural, ya que hay “una economía sin precios en el sector de servicios y un sector de bienes bastante controlado en alimentos y bebidas”, señalaron los especialistas.

Los alimentos serían uno de los rubro donde se observó una de las variaciones más bajas en comparación con el resto de las divisiones.

Ello habría sido, por un lado, al escaso movimiento en los costos de las empresas ya que el dólar no se estuvo moviendo y no hubo aumentos tarifarios ni salariales y, por otro lado, a que el ajuste de precios en el rubro se dio en la primera parte del año y ahora los valores se acomodaron “para no quedar tan desfasados”.

Durante el último mes, cambió la dinámica inflacionaria, señalaron los expertos. Mientras los bienes esenciales subieron poco, artículos “de lujo”, como equipos electrónicos y artefactos para el hogar, se aceleraron tras la decisión del Banco Central (BCRA) de obligar a las empresas a importar con dólares atesorados previamente.

Para el acumulado de 2020, la inflación esperada sería del 40,7 por ciento, 2,6 puntos por debajo de la registrada en el informe de mayo. En un escenario de mucha incertidumbre y caída de la actividad económica, la inflación es una de las pocas variables macroeconómicas que no fue deteriorada por la pandemia.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent