magicScript

banner isva

main

Principales acreedores ratificaron el apoyo a la oferta de Argentina

El Gobierno nacional presentó este domingo ante la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC, según su sigla en inglés) una enmienda a la oferta presentada el 5 de julio, en línea con las modificaciones acordadas con los acreedores, para cerrar el proceso de reestructuración de deuda por US$ 66.137 millones.

Tras la presentación, los mayores tenedores de deuda y los menos dialoguistas que conforman el Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos Argentinos y el Grupo de Tenedores de Bonos de Exchange confirmaron su "apoyo por la oferta modificada anunciada", luego de un proceso "constructivo y exitoso con el Gobierno argentino para alcanzar un acuerdo para la reestructuración de la deuda pendiente". 

Este domingo, a través de un comunicado oficial, el Ministerio de Economía había anunciado los términos y condiciones mejorados de su invitación que, principalmente, incluyen el cambio en las fechas de pago de capital e interés sobre los nuevos bonos que serán el 9 de enero y el 9 de julio en lugar del 4 de marzo y el 4 de setiembre de cada año. 

"Como inversionistas a largo plazo en Argentina, nuestro objetivo siempre ha sido lograr una reestructuración consensuada que ofrezca la mejor oportunidad para que el país forje un camino sostenible hacia un futuro económico más fuerte y un crecimiento inclusivo en el mundo post Covid", expresaron mediante un comunicado. 

Entre los fondos de inversión que forman parte de Ad Hoc, están BlackRock, Ashmore y Fidelity, mientras que en el Exchange participan Monarch y HBK, entre otros, que aseguraron tener el 32% de los bonos a reestructurar por un total de US$ 21.000 millones, según manifestaron ambos grupos en comunicados conjuntos durante la negociación. 

La enmienda llegó a la SEC horas después de su oficialización a través del Boletín Oficial y plantea una extensión de cuatro días -hasta el 28 de agosto- para su aceptación respecto de la original, aunque mantiene la liquidación de los nuevos bonos para el 4 de septiembre. 

Se trata del último paso formal antes del cierre de adhesiones a la oferta que, según el propio ministro de Economía, Martín Guzmán, se espera tenga "una aceptación muy alta" dado el apoyo que cosechó entre los principales grupos de acreedores extranjeros y la mayoría de los tenedores locales. 

La revisión, aseguró Economía, se hizo para también enmendar las fechas de pago de los nuevos bonos que serán entregados como compensación por intereses devengados y como compensación por consentimiento adicional, que comenzarán a amortizar en enero de 2025 y vencerán en julio de 2029. 

Los cambios responden a las intensas negociaciones entre el Gobierno y los grupos de acreedores que, el pasado 4 de agosto, llegaron a un punto final con un acuerdo sobre las cláusulas legales y el Valor Presente Neto (VPN) de US$ 54,8 por cada 100. 

"La República y representantes del Grupo Ad Hoc de Bonistas Argentinos, del Comité de Acreedores de Argentina y del Grupo de Bonistas del Canje y otros tenedores importantes llegaron a un acuerdo que les permitiría a los miembros de los grupos acreedores y dichos otros tenedores respaldar la propuesta de reestructuración de deuda de Argentina y le otorgaría a la República un importante alivio de deuda", señaló Economía en el comunicado. 

También se definió que el tipo de cambio de cada euro equivaldrá a US$ 1,1855 y que el franco suizo equivaldrá a US$ 1,0988 y € 0,9269, a los efectos de determinar el monto de capital de los nuevos títulos, solo nominados en dólares y euros.

La propuesta - afirmó Economía- varió "las disposiciones de modificación de los nuevos bonos para ampliar la lista de modificaciones de asunto reservado y especificar las circunstancias futuras bajo las que la Argentina puede reasignar las series de los títulos de deuda afectados por una modificación de asunto reservado, o, si corresponde, llevar a cabo una modificación uniformemente aplicable luego de una modificación entre series con una votación en dos niveles o una oferta de canje de reestructuración". 

Asimismo, la cartera a cargo de Guzmán sumó a los nuevos bonos un compromiso de "publicar cierta información de deuda sobre una base anual" y estipular que los tres grupos de bonistas que aceptaron el canje -Ad Hoc, Grupo de Bonistas del Canje y Comité de Acreedores de Argentina- reciban una compensación por honorarios y gastos de sus asesores en concepto de bonos en dólares y euros a 2029. 

"La República alienta a todos los inversores a considerar los términos y condiciones revisados de su Invitación y unirse a la República para crear un camino sustentable para la recuperación de la economía de Argentina", afirmó Economía. 

Cerrado el capítulo de la deuda con acreedores privados, las negociaciones pasarán ahora por el Fondo Monetario Internacional (FMI), a quien Argentina le adeuda US$ 44.000 millones que, según el programa de pagos firmado por el gobierno de Mauricio Macri, deberían pagarse íntegramente entre 2021 y 2024. 

Al respeto, Guzmán dijo este fin de semana que espera que las discusiones con el FMI "sean más profundas y que la sociedad esté más involucrada y mejor informada" y que "es probable que solo se llegue a un entendimiento a principios del próximo año".


Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados