magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Peligrosos niveles de relajación y falta de control en la ciudad



Cada día que pasa se observan nuevas transgresiones a los mandatos estatales para tratar de evitar más contagios de coronavirus que podrían al sistema de salud al borde del colapso. Y además, acompañando el descontrol general acompaña la falta de fiscalización por parte de los diferentes estamentos estatales. 

La falta de utilización de barbijos se va haciendo costumbre, en bares y restaurantes conviven sin la distancia apropiada centenares de jóvenes que no respetan el distanciamiento social en locales que tampoco cumplen con el porcentual permitido, a pesar que se clausuraron varios locales, la transgresión es constante.

Basta con dar un breve recorrido por la nocturnidad para constatar que salvo los horarios de cierre, que se cumplen a medias, el resto de la normativa vigente está lejos de acatarse. Distancias entre mesas que no son las permitidas, más de cuatro integrantes por mesa, el factor ocupacional desbordado son las más frecuentes de las infracciones. 

Por los barrios el uso del barbijo es infrecuente, algunos lo llevan de improvisada bufanda, otros en la mano y otros, directamente no lo llevan. Las fiestas y reuniones clandestinas se van multiplicando, incluso algunos ponen sin pudor las instantáneas por redes sociales como si la transgresión se tratara de juna gracia. Mientras tanto, el personal sanitario da día a día una titánica pelea desigual para salvar vidas, dejando todo, incluso hasta la suya propia a veces.

La compleja situación va desmejorando sin que las partes en puedan puedan acercar posiciones, la gente por un lado no está dispuesta ya a seguir acatando órdenes de confinamiento, y el Estado se niega a ejercer el poder sancionatorio que sería necesario dada la gravedad de la situación.  

      

 

   



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent