magicScript

menu

banner isva

inicio_main

La presidencia de los Estados Unidos se define voto a voto en un marco de paridad



El presidente de Estados Unidos y candidato a la reelección, Donald Trump, y su rival, el ex vicepresidente Joe Bien, peleaban este martes estado a estado para ganar, con un mapa electoral aún parcial que no permitía pronosticar quién triunfará. 

Antes de la medianoche de Argentina, Trump sumaba 94 electores, mientras que Biden alcanzaba 122, ambas cifras muy lejanas de los 270 que necesitan para ganar la Presidencia en el Colegio Electoral. 

Por ahora, ninguno de los estados considerados clave para llegar a la Casa Blanca tenía un ganador claro. 

Varios de estos estados clave ya habían cerrado las mesas y comenzado el escrutinio -como Florida, Georgia y Pensilvania- pero el escrutinio avanzaba muy parejo y los canales de televisión no se atrevían a proyectar un ganador.

El ejemplo más claro, una vez más, fue la sureña Florida. Tras un escrutinio rápido que se ralentizó al alcanzar el 90% de los votos, el presidente aventajaba por 2,4 puntos porcentuales al candidato opositor, un resultado parcial que reactivó el optimismo en la campaña oficialista, según informó el canal conservador Fox News. 

La sorpresa fue el estado tradicionalmente republicano Texas, aunque venía siendo pronosticada por los sondeos hace semanas. 

Con el 64% escrutado, Biden y Trump mantenían un empate técnico, un resultado extremadamente inusual que los analistas atribuían al voto anticipado récord, que en el estado sureño superó el 100% de la participación total de 2016 en ese distrito.


Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent