magicScript

menu

banner isva

inicio_main

María Eugenia Schmuck será reelecta al frente del Concejo Municipal el próximo jueves

 


En la última sesión, el jueves pasado, el Concejo Municipal de Rosario aprobó la convocatoria a la sesión preparatoria para el jueves 3 de diciembre. Si bien el mandato de la edila radical María Eugenia Schmuck, actual titular del cuerpo legislativo de la ciudad vence el 10 de diciembre, el consenso alcanzado por la mayoría <si no todos> los bloques en cuanto a su permanencia al frente del Palacio Vasallo es un  secreto a voces. 

Si bien el año pasado, la disputa con Alejandro Rosselló que ocupaba la presidencia dejó mucha tela para cortar, y se dieron algunas alianzas inimaginables unos días antes de la definición, el año transcurrió con tranquilidad, la presidencia de Schmuck al frente del legislativo local no tuvo fisuras, y todo indica que su camino a la reelección está allanado. 

De lo contrario, nadie hubiera permitido el adelantamiento de la votación con tanta antelación. Cierto es que el 10 de diciembre en el Congreso de la Nación se tratará en Diputados el proyecto de aborto legal, seguro y gratuito y la mayoría del cuerpo, con mayoría de mujeres se trasladarán a  la Capital Federal para manifestarse en la inmediaciones y seguir de cerca el debate. 

La mayoría constituía el pasado año se mantuvo incólume, aprobó todo cuanto vino del Palacio de los Leones, y el tándem compuesto por el Frente Progresista en su totalidad, Ciudad Futura, La Cámpora y Cambiemos funcionó a la perfección. La cintura de Javkin para armar mayoría propia en el Concejo teniendo un solo edil de su propio partido político contó además con la muñeca de Schmuck, que tejió alianzas que les dieron réditos políticos. Además, en períodos en los que no se van ni incorporan concejales, cuestión que determina nuevas mayorías, no suele haber modificaciones, se han dado en pocas y contadas oportunidades. 

El sector del radicalismo al cual pertenecen maneja la intendencia de la ciudad, el Concejo Municipal y la Universidad Nacional del Rosario (UNR), donde el rector, Franco Bartolacci es además la pareja del la titular del Concejo. Sin dudas mucho mérito para un conglomerado de correligionarios que hace apenas un año atrás no gobernaba en ninguno de los tres estamentos mencionados y apenas hacía base en la Facultad de Ciencias Políticas y tenía algún edil. 

Avezados analistas políticos a veces dicen que lo importante no es llegar, sino mantenerse. Manejar tres presupuestos abultados permiten contener a compañeros de ideales, entendiendo por contener proveer de un empleo que garantice el sustento, así funciona. Con tres usinas de pensamiento, grupos estudiantiles y profesionales enfrentarán más temprano que tarde al socialismo, que gobernó treinta años la ciudad y no se resignará para siempre al rol de partenaire.         

Tendrá por delante un desafío muy importante y será ver como se posiciona en lo nacional. No es el espacio un radicalismo tradicional de los que se conforman con ser furgón de cola del macrismo y se diferencian bien de ello. Tiene un sentido más popular, más acercado al centro, sin llegar ni por casualidad al peronismo, al que seguramente enfrentarán. 

Es más, Javkin ya se mostró con sectores intermedios, y hasta se atrevió a sentarse con sectores no kirchneristas del peronismo, que componen Monzó y Frigerio, que juntarán votos por fuera del Frente de Todos. Tuvo también acercamientos con Martín Losteau, ex ministro del Economía del cristinismo, autor de la 125 y que hoy es senador por la oposición. 

Volviendo al Concejo, Schmuck lo usará como trampolín para futuros cargos de mayor relevancia. Si bien le quedarán aún dos años más como concejala de Rosario, en los que de persistir las actuales circunstancias hasta podría ejercer la presidencia, no habría que descarta que pueda aspirar a un cargo legislativo nacional en nombre del espacio al que representa. 

Habrá que esperar, todo puede suceder, la historia del Concejo así lo indica, pero todo apunta a que las cosas se darán como intentamos relatárselo estimado lector. Este cronista, fue testigo presencial de una presidenta que tocó el timbre para convocar a sus pares a comenzar la sesión preparatoria <convencida de su reelección> y se enteró recién al tercer voto que la poltrona mayor del Palacio Vasallo ya no sería ocupada por ella. Otros jugadores, otros tiempos, pero esto es política, donde dos más dos, no suele ser cuatro siempre. 


Fernando Paulo Viglierchio

(Especial para Rosarinoticias)          



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent