magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Al menos seis de cada diez chicos viven en la pobreza en la Argentina

 


El Observatorio de la Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina (UCA) divulgó este jueves que el 64,1% de los niños y adolescentes menores de 17 años viven en hogares en la pobreza. Y que unos dos millones de niños padecieron hambre en algún momento este año en medio de la pandemia. 

El estudio fue realizado sobre una proyección de 13 millones de chicos y adolescentes en el país, y refleja un cuadro social dramático que la pandemia agravó, según indica el estudio presentado este jueves 10. 

De los 8,5 millones que habitan hogares pobres, poco más de 2 millones sufrieron “insuficiencia alimentaria severa” durante el año, de acuerdo con el informe correspondiente al período julio-octubre. 

 Si bien en el marco de esta pandemia las infancias no se constituyeron en la población de mayor riesgo a contraer la enfermedad, se conjetura que la situación de aislamiento extendida en el tiempo ha producido un incremento de la vulnerabilidad de las infancias en el pleno ejercicio de múltiples derechos”, explica el informe. 

“Probablemente, el impacto más profundo se ha dado en los hogares con menores recursos socioeconómicos, psicológicos, educativos y de capital social”, agregan. 

El informe, titulado «Efectos del ASPO-COVID-19 en el desarrollo humano de las infancias argentinas», fue presentado por la investigadora responsable del Observatorio de la Deuda Social Argentina, Ianina Tuñon, además de Marcelo Miniati, Director Ejecutivo de Fundación Cimientos; Mariana Parola, Directora Ejecutiva de Asociación Civil Fundación Haciendo Camino. Moderó Carlos March, Director de inteligencia colaborativa en Fundación Avina. 

Además, otros 2.500.000 no alcanzaron a recibir las cuatro comidas diarias. De esta manera, la insuficiencia alimentaria total representa el 34,4%, o más de 4,5 millones, según el estudio. 

De 13.700.000 niños y adolescentes (0 a 17 años) que habitan el país, se estima que 4.720.000 padecían carencias alimentarias, 590.000 más que un año antes, hasta octubre. 

El último indicador del INDEC, a junio de este año, señala que en el índice de pobreza se elevó al 40,9% de la población, incluido un 10,5% que está directamente en la indigencia. Luego, al cierre de 2019, la tasa de pobreza había sido del 35,5% y la indigencia del 8%. 

El informe agrega que la situación de aislamiento social “profundizó problemas sociales pre-existentes que afectan de modo particular a las infancias en el país”.


Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent