magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Central venció a Aldosivi en un partido para el olvido


Rosario Central venció por 1 a 0 a Aldosivi de Mar del Plata en un partido correspondiente a la tercera fecha de la Zona B de Complementación. El único gol del partido lo convirtió Alan Marinelli a los '15 del primer tiempo. El Canalla lidera su zona por diferencia de gol.  

La primera etapa fue un compendio de errores se vio muy poco fútbol en el José María Minella de La Feliz. Aldosivi es una pobrísima expresión futbolística, acumula ocho encuentros sin ganar en condición de local y este Central fue apenas mejor, sacó la diferencia y la defendió con uñas y dientes el resto del partido, terminó incluso con cinco defensores, tres marcadores centrales y un solo delantero en cancha.   

Se dividieron la pelota, el local comenzó algo mejor desbordando por sector derecho de la defensa Canalla, Martínez no podía con su marca y Miño logró sacar la primera de peligro. Luego pasaron varios minutos para volver a tener algo de emoción. Una buena subida de Martínez por derecha que se apoyó en Gamba y la fue a buscar,  terminó con un buen centro que de media vuelta Marinelli mandó al fondo del arco para marcar el primero y único tanto del partido. 

La ventaja no era justa pero lo ganaba el único que al menos había logrado hilvanar una buena jugada. 
El capitán auriazul, Emiliano Vecchio estuvo algo impreciso con sus pases y se fueron al descanso con ventaja para los del Kily González, en un partido parejo y mal jugado.

La segunda parte fue directamente un espanto, no se pareció a un partido de fútbol, no dieron dos pases seguidos. El local mandó directo al lateral cuatro o cinco intentos de pases de tres o cuatro metros y Miño era un señor que estaba allá lejos, era el de verde con pechera que hacía los saques de arco. Recién sobre el final, el arquero tapó lo que hubiera sido el empate, pero muy poco argumento para lograr igualar mostró el Tiburón. 

Un Central amarrete, que regaló pelota y campo, que retrocedía sin marcar, que amontonaba gente en defensa, que se resignaba a atacar con un delantero y la llegada cansina de Vecchio, que terminó siendo el mejor, sin mostrar su mejor versión, fue lo único que mostró el elenco auriazul. Kily sacó a Marinelli en el entretiempo, mandó a la cancha a Infantino, el pibe no tocó la pelota y lo reemplazó a los '32, algo poco visto en el fútbol. 

Ganó, no lo sobra nada eso está claro, a equipos como el que enfrentaba hoy los puede superar, pero con cualquier equipo serio, este Central, no puede competir, es un plantel plagado de pibes, y jugadores que no entienden el fútbol como un deporte de entretenimiento, un simulacro de juego, que de juego, no tiene nada...

(Foto Rosario Central)


Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent