magicScript

menu

banner isva

inicio_main

La Municipalidad permite infracciones recurrentes de taxistas a pesar de denuncias de vecinos


La gestión municipal no se destaca por la eficacia de sus organismos de control, y eso está más que claro. Podría aplicarse la afirmación en distintos ámbitos, en los permanentes desbordes de pandemia, en los que parece mirar para otro lado, en las frecuencias de ómnibus desde siempre, donde a pesar de tener mecanismos informáticos para fiscalizarlos online no lo hace, o casi en el que al lector se le ocurra. 

En este caso nos referimos a una flagrante infracción reiterada a diario por parte de taxistas de la ciudad que dejan sus unidades en doble fila en la calle Pueyrredón al 300, donde funciona el radiotaxi 380 mil. Hay en el lugar un cartel que permite el aparcamiento de de tres unidades, pero estacionan entre seis y ocho permanentemente. Aparentemente, en la sede de la institución se les entrega vaya a saber que, que ocasiona que de lunes a jueves, de 9 a 14 centenares de ellos concurran al lugar. Los viernes hay cartel de desinfección, son infractores recurrentes, pero muy limpios. 

Vecinos nos refieren que advirtieron a las autoridades pertinentes de la infracción, realizando el reclamo por vía telefónica y mediante internet, donde se les asigno incluso número de trámite. La respuesta fue rápida, casi inmediata, se envió un móvil de la GUM, se les tocó la sirena a los infractores, se les indicó que sacaran sus unidades de allí, se sacó una foto de la cuadra liberada y se informó que "se realiza una constatación de la denuncia y no se comprueba vehículos en infracción" y se da por cerrado el expediente. Está demás decir, que a los 5 minutos de ese mismo día nuevamente la larga fila estaba obstaculizando el tránsito y en días posteriores, también. 

Varios vehículos que estacionan legalmente sobre la acera, deben esperar que los choferes tengan a bien <no siempre lo hace> correr sus unidades para poder salir del lugar donde estacionaron, o esperar que sean atendidos y desde las cocheras de los edificios lindantes, para lograr sacar los autos deben realizar peligrosas maniobras para eludir la doble fila permanente, que a juzgar por la respuesta oficial, parece estar legalizada. 

Muchas veces sucede que la Municipalidad se ve superada por la gran cantidad de infracciones que los rosarinos cometemos. Es cierto, los recursos son limitados, el personal no da a basto y todo se complica. Ahora, si ante la denuncia de vecinos, la Municipalidad decide hacer caso omiso, se pone del lado del infractor y falta a la realidad, realmente estamos en serios problemas. Sería menester que la entidad que agrupa a los choferes adoptara otra metodología para realizar lo que fuere, que no requiera que los conductores deban concurrir diariamente a la institución. Y que la Municipalidad tome cartas en el asunto, no se burle de los vecinos y no avale a los infractores. 


      






Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent