magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Intensos operativos de control impidieron reuniones clandestinas en la ciudad

 


El balance de la primera noche del año en Rosario fue positivo. “No hubo aglomeraciones grandes, que era uno de los objetivos a lograr y lo conseguimos con mucha presencia y con ayuda de la Policía. Creo que Rosario entendió el mensaje. Teniendo ahora la vacuna, que es un mecanismo de salida que ya empieza a funcionar, este tiempo de esfuerzo para evitar perder a todos lo que podamos, es muy importante”, indicó Javkin, desde las puertas del CEMAR.

Coordinado con el Ministerio de Seguridad, la cartera de Control y Convivencia municipal frustró un total de 10 convocatorias de fiestas clandestinas, que fueron evitadas en cada ocasión que aparecían grupos de jóvenes jóvenes, disuadidos sin mayores complicaciones. 

Labayrú se explayó en agradecer a los rosarinos y al esfuerzo de las áreas de control y de la policía. Precisó que en la madrugada, la cuenta de Twitter de Control Urbano fue informando los procedimientos que se realizaban en distintos puntos de la ciudad para impedir aglomeraciones como modo de prevención del COVID19.

“A medida que iban llegando los jóvenes a estas convocatorias, se les informaba que no estaba permitido el evento y no hubo incidentes. En los espacios públicos no hubo masividad, y las fiestas callejeras convocadas las venían esperando a partir de un seguimiento por las redes sociales", apuntó la secretaria de Control Carolina Labayrú en una rueda de prensa.





Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent