magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Para la provincia la mortandad de peces se debe "a un fenómeno natural"

 


El Gobierno de la provincia de Santa Fe ratificó que la principal causa de muerte de peces en la cuenca del río Salado, que se visibilizó el mes pasado, se debió al fenómeno denominado “hipoxia” y no por la contaminación producto de la presencia en las aguas de herbicidas (glifosato), plaguicidas, insecticidas y metales pesados (arsénico), que, si bien sí fueron detectados en los análisis, están muy por debajo de los valores máximos establecidos por ley.

De esta forma, convalidó un informe presentado el pasado 24 de diciembre tras la aparición de peces muertos que fue visible en el Salado desde los pasos carreteros de Santo Tomé y la ruta 70. “La hipoxia es un fenómeno que se puede dar tanto en verano como en invierno y que se potencia por las condiciones hidrométricas (bajante) y climáticas”, explicó Gaspar Borra, subsecretario de Recursos Naturales de la provincia de Santa Fe.

A principios de diciembre del 2020 se registró una histórica mortandad de peces en el río Salado a la altura de Santa Fe y Santo Tomé. El funcionario destacó que, si bien las muestras recogidas detectaron la presencia de residuos contaminantes, estos “están muy por debajo de los valores establecidos en la ley nacional. Son sólo 6 microgramos por cada litro de agua, cuando la ley en nuestro país indica un máximo de 90 microgramos. Esta información la dimos a conocer en su momento de manera pública”, explicó.

"A este fenómeno lo venimos detectando aguas arriba desde octubre. Las muestras que logramos tomar son tanto de los peces muertos como del agua. Se hicieron mediciones de oxígeno y dieron números realmente bajísimos. Es una hipoxia, casi anoxia” (falta o disminución de oxígeno en las células, los órganos o la sangre), sostuvo.


Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent