magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Declaraciones grandilocuentes y trabajo sobre lo anímico, el manual de Burgos

 


Germán Burgos llegó hace muy poco a Newell's, pero va dejando su sello. Los escasos noventa minutos disputados en cancha frente a Unión de local no dejan demasiada tela para cortar desde lo futbolístico, sin embargo para el flamante entrenador rojinegro "ya se notó el cambio de actitud del equipo". "Fue impresionante como cambió el equipo", dijo sobre el rendimiento de sus jugadores ante el Tatengue. Es cierto, Newell's no perdió, algo que le sucedia a menudo, pero la imagen futbolística no varió demasiado, algo más de orden defensivo y poca llegada al arco contrario. 

"Estamos jugando todas finales", dijo el Mono poniendo importancia superlativa en cada partido que los suyos disputen. "Esto es Europa", señaló el ex arquero de la selección sobre el predio con que La Lepra cuenta en Bella Vista. Alojado en el lujoso hotel donado por Marcelo Bielsa, Burgos planifica junto a su cuerpo técnico cada partido como si fuera el último. "Nos preparamos para el bombardeo ante Atlético Tucumán", señaló respecto al próximo compromiso, poniéndole un tono bélico al encuentro que el elenco que dirige disputará frente al Decano el lunes.

"Siempre nuestro siguiente partido va a ser nuestra primer final". "Siempre he soñado con meterme en el corazón del equipo", dijo en su breve estadía. "Tengo un plantel increíble, sale uno y tengo otro a disposición de la misma jerarquía", reflexionó Burgos, que no parece amilanarse con la dura realidad de la tabla que el rendimiento de su equipo refleja. Es cierto no es por su responsabilidad, recién llega, pero la cautela no parece formar parte de su personalidad.

En su primer partido en el banco leproso, no le tembló el pulso frente a los referentes del equipo. Sacó a Maxi y Scocco más temprano de lo habitual. Formica y Belluschi no tuvieron minutos en cancha y sólo Pablo Pérez completó los '90 minutos. El mix entre experimentados y juveniles será su impronta. Si algo no le falta a Burgos es personalidad y experiencia. Pone el pecho en las difíciles, y esta lo es, el equipo estaba en un profundo pozo anímico y sobre ello puso manos a la obra. A veces alcanza, pero deberá aparecer indefectibelente el fútbol. Cuando se apagan los micrófonos, y la pelota rueda, ya no hay motivación que valga, hay que ganar, de eso y solo de eso se trata este deporte. 


     

  



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent