magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Central cayó por 1 a 0 ante 12 de octubre en Paraguay

 



Rosario central cayó por 1 a 0 ante 12 de octubre de Paraguay en el primer partido del Grupo A de la Copa Sudamericana. El único gol del partido lo marcó Velázquez en la segunda etapa.  

Jugaron un primer tiempo bastante chato y aburrido, no les sobró nada, mucho menos fútbol. Central intentó pero no le alcanzó para inquietar. A 12 de octubre costó entenderle la intención con la que salió a la cancha. Las llegadas fueron contadas con los dedos de una mano y los arqueros fueron casi espectadores.

Marco Ruben la ganó en lo alto a su marca y metió un cabezazo forzado que se fue por arriba. Gamba hizo lo propio y exigió una estirada para la foto del arquero local. Fatu tuvo poco trabajo y apenas tuvo que ensuciarse el buzo para recoger un remate que llegó débil a sus pies. 

A Central lo atacaron poco, Fosa Ferreyra logró cruzar en un avance que podría haber sido peligroso. Ávila intentaba ser salida por su lateral, Vecchio jugando nuevamente de 5 quedaba muy lejos como para generar fútbol, Villagra algo más suelto perdió más de lo que ganó. Zabala y Torrent no logaron hacer pesar por derecha, Pupi Ferreyra estaba perdido y Ruben desconectado. Se fueron a los vestuarios sin sacarse ventajas.  

En la segunda mitad el Canalla siguió intentando, teniendo mucho más la pelota, pero sin claridad. Hizo bastante barullo en el área rival, sin lograr situaciones claras. El local apostaba a una contra, le regaló terreno y lo esperaba agazapado. 

La última línea de los del Kily es frágil, Laso suele dar ventajas, Fosa es noble, volvió a cortar junto con Broun una que pudo terminar en gol. Central de debatió en la intrascendencia, y terminó pagando caro. A los 69' Velázquez se dio vuelta entre los centrales y sentencio a Broun que apenas atinó a mirar como el baló ingresaba en su palo izquierdo.

Central fue, como un torbellino, sin orden ni fútbol, llenó el área de centros, pidió tres penales. Uno fue clarísimo, el arquero le dio un rodillazo en la mandíbula a Laso en su intento por sacar el balón, pero no suelen cobrarse esos choques en los que el guardameta termina despejando. El elenco rosarino terminó perdiendo el partido sin merecerlo, demasiado castigo a la inoperancia. 




Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent