magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Insistentes versiones sobre la supuesta renuncia del Kily González a la dirección técnica de Central

 


El futuro del Cristian “Kily” González al frente del primer equipo de Rosario Central es una incógnita. El entrenador quedó en la cuerda floja tras la derrota ante San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro, que tuvo un bochornoso final con el director técnico a los empujones con integrantes del cuerpo técnico de Diego Davobe, teniendo que ser parado por Almada para no irse a las manos. 

Central acumula apenas 8 unidades de las últimas 24 en juego. Tras la caída ante el Ciclón, el entrenador suspendió la conferencia de prensa. Hasta el momento voces oficiales no se pronunciaron sobre el tema, pero trascendidos periodísticos indican que existe la posibilidad de que González de un paso al costado. 

El pésimo presente futbolístico del club en la actual Copa de la Liga Profesional se suma a la dolorosa eliminación en Copa Argentina de fin de año a manos de Boca Unidos de Corrientes, que milita en la tercera categoría del fútbol argentino. Ayer González perdió los estribos, se sacó, se la tomó con el banco de San Lorenzo, quiso incluso golpear a Hugo Tocalli (73), allegado a la dirigencia azulgrana, que se encontraba dentro del propio campo de juego. 

El enojo del cuerpo técnico fue por propia impotencia, por no jugar a nada, por no llevar peligro al arco contrario. Nada tuvo que ver que desaparecieron las pelotas, que los Romero hicieran tiempo, que los jugadores a ser sustituidos se tiraran para ser atendidos por el cuerpo médico. Eso es algo que sucede a menudo en todas las canchas del país. 

La desesperación del propio entrenador llevó a sus jugadores a sacarse y terminar con dos hombres menos. Incluso el segundo gol azulgrana llegó con una actitud dudosa de Ávila, que llamativamente dejó de marcar a Romero para que someta a Broun. El ciclo futbolístico está terminado. Podrá ser esta semana o la próxima, pero la paciencia del simpatizante se agotó, y así lo manifiesta por redes sociales. 

Además el entrenador siempre tiene la obligación de mantener la actitud, no puede ser un hincha más dentro de la cancha. Eso no suma, debe mantener la compostura e intentar transmitir tranquilidad al equipo, algo que a las claras no sucede y se traduce en la cancha. 



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent